20190910034625-1868-program-cover-9.7-opt.jpg

 

lunes, 09 de septiembre de 2019
8:56:34 a.m. 

Finalizando agosto, cuando repasaba los titulares del mundillo deportivo por internet, la noticia me pareció demasiado bonita para ser verdad, o mejor, la puse en duda: ¿que un deportista cubano, radicado en su terruño, iba a ser contratado por un Club de Estados Unidos?...¡a tan pocos meses de que un acuerdo MLB-Cuba se rompiera de manera abrupta y unilateral por parte de los nortemericanos! (1) Pues miren, que sí. 

Por primera vez una franquicia del deporte profesional de Estados Unidos firmó a un cubano que seguirá representando a la selección nacional de su país: Luis Javier Paradela, quien ya lleva el uniforme del Reno 1868 F.C. de la United Soccer League (USL). 

El histórico suceso demoró en ser acogido por los medios cubanos en la red de redes, pero al fin, encontré las declaraciones que hiciera Paradela a Radio Habana Cuba (RHC): 

  

“El futbolista Luis Javier Paradela  se mostró feliz tras debutar en la United Soccer League (USL)  con el club Reno 1868” convirtiéndose  “en el primer deportista cubano residente en la isla en jugar en el deporte profesional de Estados Unidos sin romper nexos con su país (…) Es una experiencia muy bonita. Me sentí bien los minutos que estuve en la cancha”.

El delantero fue firmado el 29 de agosto por el Reno 1868, de la segunda división, proveniente de la Universidad de San Carlos en Guatemala, tres días después de llegar a Estados Unidos con una visa de trabajo P-1A (2) que le permite jugar de manera temporal en territorio estadounidense sin abandonar Cuba, un hecho inédito.

  

En noviembre pasado La Habana y Washington acordaron que los beisbolistas cubanos pudieran firmar en la Major League Baseball (MLB) sin tener que dejar Cuba, pero en abril de este año la administración de Donald Trump canceló el acuerdo (3), cuyas cláusulas en términos generales, eran similares a las establecidas por la MLB con otras ligas foráneas como la Liga Japonesa de Béisbol Profesional, la Liga de la Organización Coreana de Béisbol y la Liga de Béisbol Profesional de Taipei de China.

Sobre su primera presentación (el domingo y de unos 20 minutos), Paradela recordó a RHC que entró a la cancha al minuto 73 cuando su club perdía 0-2 contra el Fresno, y negociaron el empate con goles en los minutos 87 y 90. Pero luego en el descuento el árbitro pitó un penal a favor del equipo rival, considerado por el cubano “polémico” y cayeron 3-2.

 

 

El debut de Paradela en la USL coincidió con la goleada que recibió Cuba ante Canadá 6-0 en Toronto, en el comienzo de la Liga de Naciones, la cuarta seguida que sufre el plantel de la isla en el contexto internacional sin poder marcar un gol y con 23 recibidos.

El jugador de 22 años (21 de enero de 1997), y oriundo de Calimete, municipio de la occidental provincia de Matanzas, expresó estar dispuesto a jugar como integrante de la selección cubana en los partidos contra Estados Unidos en la Liga de Naciones —el 11 de octubre en territorio estadounidense, y el 19 de noviembre, en Islas Caimán en condición de local, ya que no se puede jugar en el Pedro Marrero de La Habana—, aunque ello dependerá de si lo convoca o no el nuevo DT, el exportero pinareño Pablo Elier Sánchez.

“Claro que podré jugar los dos partidos. Me gustaría. El primero es en territorio americano en octubre y el otro será en noviembre cuando ya culminó la temporada”, apuntó.

Y a renglón seguido RHC acota que “paralelo al debut del cubano en la USL y a la goleada recibida por Cuba ante Canadá, cinco jugadores de la selección de la isla abandonaron la concentración en Toronto: Andy Baquero, David Urgellés, Orlendiz Benítez, Jordan Santa Cruz y Alejandro Portal, reportaron diversos medios de prensa.

No llevó la cuenta en los demás deportes, pero como para mí el fútbol es especial, he contabilizado que en 10 meses, unos 27 jugadores de varias categorías han abandonado sus equipos nacionales en torneos de la Confederación de Fútbol de la Asociación Norte, Centroamericana y del Caribe (Concacaf). Pero en el tiempo, son más.

A ese paso nos quedamos sin futbolista. Hay que continuar destrabando vías y sentando precedentes, y demostrar que cuando hay voluntad política no existen bloqueos ni trabas para colaborar entre ambas naciones.


Como han expresado el gerente general de Reno 1868 FC, Doug Raftery, y el director técnico Ian Russell, Paradela podría ayudar a allanar el camino para que más atletas cubanos jueguen en los Estados Unidos a través de la visa P-1A.

La visa de tres meses de Paradela, sólo cuenta con una entrada a EE.UU. De salir de la Unión Americana e intentar volver, su regreso  al Reno 1868 podría verse frustrado y no podría  terminar la temporada y su sueño de seguir en el club el próximo año se esfumaría.

No obstante  confirmó que jugará contra Estados Unidos en octubre y noviembre. Ya para esta fecha la final de la USL ya habría terminado y tomaría unas vacaciones en su ciudad natal.

“Espero que se haya abierto un camino” dijo el futbolista que sin anotar todavía un gol en los Estados Unidos ya comienza a ser famoso cuando empieza a hablarse del “Efecto Paradela” en las relaciones deportivas entre ambos países.


Rezo porque todo salga bien y a la larga puedan cumplirse los deseos del más mediático de los futbolistas cubanos: ir a un mundial con la Selección Nacional, clasificar a la primera división de la Liga de Naciones de la CONCACAF, y participar en una Copa América.

El hombre es de los que vuela alto. “El fútbol es lo mío, es algo que llevo en la sangre” ha dicho en varias entrevistas.

Notas:

(1) A causa de las leyes del bloqueo del Gobierno de Estados Unidos contra Cuba, los deportistas cubanos están obligados a abandonar su país para poder jugar en Estados Unidos.

(2) P-1A Atleta Reconocido Internacionalmente: La clasificación P-1 le aplica si viene a Estados Unidos de manera temporal y únicamente con el propósito de participar en una competencia deportiva específica como: Un atleta individual con un nivel de desempeño reconocido internacionalmente; Parte de un grupo o equipo con un nivel de desempeño reconocido internacionalmente; Un atleta profesional, o Un atleta o entrenador, como parte de un equipo o franquicia que se encuentra en Estados Unidos y que es miembro de una liga o asociación extranjera.

(3) El acuerdo, que fue negociado por primera vez por el gobierno de Obama, tenía como objetivo evitar que los jugadores cubanos emprendan escapadas riesgosas de Cuba y renunciar a su ciudadanía para jugar en los Estados Unidos.