20190714034833-inmunoterapia-china-contra-el-cancer.jpg


sábado, 13 de julio de 2019
11:35:09 p.m. 

Método impide al sistema inmunitario crear tolerancia al tumor  

Científicos chinos desarrollaron, en modelos de ratón para la investigación del cáncer, una terapia combinada para destruir las células cancerígenas, activada específicamente en las áreas del tumor, que resultó más eficaz respecto de tratamientos similares anteriores.

El estudio, publicado en la revista Science Immunology, describe una nueva inmunoterapia contra el cáncer capaz de de impedir al sistema inmunitario desarrollar una forma de tolerancia al cáncer, un fenómeno que ocurre en el 30% de los pacientes con carcinoma.

Un grupo de investigación, liderado por el científico Wang Dangge del Instituto de Materia Médica de Shanghai en la Academia de Ciencias de China, y la Universidad de Fudan, efectuaron un inhibidor común del punto de control inmunitario en una formulación de nanopartículas, una solución específica para los tumores.

Los inhibidores del punto de control inmunitario representan actualmente los nuevos objetivos de la onco-inmunoterapia debido a su potencial terapéutico contra ciertos tipos de tumores.


Se trata de una especie de medicamento contra el cáncer cada vez más popular.

De hecho, puede bloquear las proteínas que evitan que los linfocitos T destruyan las células cancerosas. Sin embargo, los inhibidores de los puntos de control utilizados para atacar proteínas opresivas del sistema inmunitario, como la PD-1 y la PD-L1, a menudo no logran alcanzar tumores más profundos o que hacen metástasis. El grupo de Wang combinó algunas nanopartículas que transportan anticuerpos dirigidos contra la PD-L1 con una molécula activada por luz.

Según el estudio citado, este última, llamada fotosensibilizante, puede producir especies químicas reactivas de oxígeno, capaces de matar células tumorales después de haber encontrado una proteína presente en abundancia en los tejidos cancerosos.

En modelos en ratones, la radiación local del infrarrojo cercano, que activa el fotosensibilizante, unida con las dosis de anticuerpos que contienen nanopartículas, promovió la infiltración de linfocitos T en el sitio del tumor e hizo que el cáncer fuera más sensible al bloqueo del punto de control.

Según el estudio, esta combinación también ayudó a las nanopartículas a suprimir eficazmente el crecimiento del tumor y la aparición y propagación de metástasis a los pulmones y los ganglios linfáticos.

Así, logró una tasa de supervivencia de los ratones aproximada del 80% durante 70 días, en comparación con la muerte de ratones de laboratorio completos en 45 días registrados en el grupo tratado con sólo anticuerpos PD-L1.

(Fuente: ANSA)