20190516090040-medidas-de-regulacion-comercial.jpg

 

jueves, 16 de mayo de 2019
4:49:33 a.m. 

Ante el desabastecimiento e inestabilidad de productos en la red comercial, el Ministerio de Comercio Interior cubano (Mincin) dio a conocer en la más reciente Mesa Redonda de la TV nacional, un grupo de medidas con el objetivo de evitar el acaparamiento y lograr mayor equidad en la distribución de algunos de ellos. 

Se dialogó sobre la provisión de alimentos y productos de higiene y aseo, la entrega del uniforme escolar, la cobertura de materiales de la construcción, y los servicios asociados al programa de ahorro energético.

En su intervención en el programa televisivo, Betsy Díaz Velázquez, Ministra de Comercio Interior, explicó acerca de las situaciones que se presentan con proveedores e instituciones financieras que se han hecho más evidentes a partir de las limitaciones financieras de la economía nacional y la puesta en vigor del Título III de la Ley Helms Burton.

Díaz Velázquez dijo que se han adoptado medidas para “garantizar productos prioritarios y aumentar las ofertas de pollo, el aceite o el huevo, así como otros de aseo y la canasta familiar”. Asimismo, teniendo en cuenta las necesidades del sector no estatal, se adopta un grupo de decisiones encaminadas a la regulación y el control sobre los productos más demandados.

De igual modo se mantiene la atención a otros programas destinados a la dinámica demográfica o a la política de la vivienda, y existe estabilidad en la entrega de la canasta básica.

Finalmente, la Ministra de Comercio Interior llamó a elevar la organización en la distribución de productos, pues muchas veces existen en los almacenos y una incorrecta gestión de los inventarios provoca atrasos.

Según explicó Francisco Silva Herrera, Director General de Ventas de Mercancías del Mincin, en la actualidad existen 19 productos cuya venta está normada en las más de 13 mil bodegas distribuidas en todo el país. No obstante, dijo se han tomado un grupo de medidas para la venta tanto controlada como liberada. En el caso de la venta liberada se lleva a cabo mediante el uso de cantidades máximas. De esa manera, cada cliente puede adquirir un número limitado de cada producto.

De igual manera, explicó que para conseguir mayor acceso de los trabajadores por cuenta propia cada territorio creará los mercados para la venta regulada y diferenciada a ese sector. Es un proceso que debe entrar en funcionamiento en mayo y donde, por ejemplo, la cantidad máxima de arroz por cada cliente será de 50 kg.

Sobre los productos de aseo personal aclaró que no se expenderán en las bodegas, y su venta continuará en los mercados liberados, aunque sí se adoptan medidas de regulación como limitar la cantidad de productos por cliente.

“Estabilizamos las ofertas de desodorante y frazadas de piso, y en junio y julio ya deben existir todas las condiciones para crear un inventario estable en las tiendas”, agregó.

Finalmente, el directivo aseguró que otros productos como el pollo siguen regulados, aunque se trabaja en la organización para optimizar los recursos con que dispone el Ministerio de Comercio Interior.


Entre tanto, Yosvany Pupo Otero, director de ventas minoristas del Mincin, informó que la producción de materiales de la construcción mantiene dos líneas estratégicas: acercar cada vez más los surtidos a la población y eliminar trámites burocráticos en la comercialización.

Sobre el segundo punto, el directivo enfatizó que hay que lograr simplificar la documentación a presentar en las oficinas de trámites, lugar al que acuden los damnificados tras las afectaciones de eventos climatológicos.


Precisó que se mantiene el trabajo mancomunado con la Fiscalía y otros órganos para eliminar los hechos delictivos en estos lugares, a la vez que sigue siendo prioridad en la atención, los damnificados de eventos climatológicos y los subsidios.

Pupo Otero expresó además que hoy existe disponibilidad de recursos para garantizar los módulos de canastilla planificados para el año. “Actualmente la industria garantiza más de 136 mil módulos y en el caso de las cunas se producirán unas 50 mil”, detalló.

Con relación al uniforme escolar, el funcionario explicó que su distribución se realizará próximamente. “Aunque en los últimos tres años la venta se había iniciado por estas fechas, en 2019 se ha postergado su entrega para garantizar  su correcta organización y producción”, advirtió. 


Entre las prioridades del Ministerio de Comercio Interior está rescatar los 288 centros de elaboración del país. Sobre el particular, Mirurgia Ramírez Santana, directora general de servicios del Mincin, expresó que elevar la elaboración de derivados de productos cárnicos resulta esencial.

“Estos productos tienen gran impacto en la población. En el presente mes contamos con mayor cantidad de materia primas y es una alternativa a otros alimentos que faltan. Para el verano la demanda se incrementa y también nos estamos preparando para ese momento”, indicó.

“A pesar de ello, más de 2100 familias insolventes han sido beneficiadas con la reposición de equipos de refrigeración. No tenemos una solución inmediata para los motor compresores pero si para las juntas que son de fabricación nacional”, detalló.

En el caso de los equipos de cocción, la directiva reconoció que muchos de ellos ya transitan por su cuarto ciclo de vida útil, por lo que se hace más que necesaria su reposición.

“Actualmente se priorizan los casos del plan Turquino y las personas más vulnerables y se espera que para el segundo semestre se comercialicen 100 mil módulos de inducción en reposición de cocinas eléctricas. De igual forma para el último trimestre se prevé retomar la venta de gas liberado en los municipios cabeceras”, acotó.

 (Fuente: Cubadebate)