20190329181802-801167-grande.jpg


viernes, 29 de marzo de 2019
5:36:27 p.m.

Los reyes de España, El presidente argentino Mauricio Macri y El director de la Real Academia Española, Santiago Muñoz Machado, inauguraron formalmente el evento.

Hasta mañana sábado 30 de marzo, bajo el tema "América y el futuro de la lengua española: educación y cultura, tecnología y emprendimiento", más de 200 académicos y expertos debaten en Córdoba, Argentina, en torno a cinco ejes temáticos del idioma:

  • El español, lengua universal
  • Lengua e interculturalidad
  • Retos del español en la educación del siglo XXI
  • El español y la sociedad digital
  • La competitividad del español como lengua para la innovación y el emprendimiento. 

La nota más fuerte de Vargas Llosa

Mario Vargas Llosa, escritor y premio Nobel peruano, puso la nota más fuerte de la inauguración con sus palabras de cierre, en una réplica directa al presidente mexicano Andrés López Obrador, quien había reclamado a España, en una carta, una disculpa por la conquista de América.

"López Obrador se equivocó de destinatario; se la debía haber mandado a sí mismo. Por qué tiene México tantos millones de indios pobres, ignorantes y marginados? Esta pregunta se la pueden hacer casi todos los presidentes latinoamericanos, especialmente en países donde hay grandes comunidades indígenas", dijo con énfasis Vargas Llosa.


"Ojalá que cuando López Obrador acabe su mandato, los indígenas tengan mejores condiciones de vida, que hayan obtenido más oportunidades, mayor educación, de tal manera que se haya levantado esa losa que los ha tenido discriminados y explotados a lo largo de tantos siglos", agregó.

El premio Nobel peruano también recordó que fue no durante la época colonial, sino durante las posteriores repúblicas, que en varios países latinoamericanos se provocaron matanzas contra los indios, como ocurrió en la Amazonía en la época de la explotación del caucho. 

Una celebración de la fraternidad hispanoamericana

 Antes de sus palabras, el rey de España Felipe VI había recordado que la Argentina es el único país en ser dos veces sede del Congreso Internacional de la Lengua Española: lo fue también en 2004 en Rosario, una ocasión en que la pasión por la lengua se adueñó visiblemente de la ciudad y de su gente, en contraste con lo que hoy podía apreciarse en Córdoba.

El monarca afirmó que "este congreso quiere ser una celebración de la fraternidad hispanoamericana y un renovado compromiso para integrar diversidades, para luchar contra la pobreza y para hacer a nuestros pueblos más cultos, más prósperos y más felices en la libertad".


Sin embargo, cometió un error notorio al confundir el nombre del poeta, cuentista y ensayista argentino Jorge Luis Borges, afirmando que "vuestro José (sic) Luis Borges, nuestro también por universal, dejó escrito que el idioma no es solo un instrumento de comunicación, sino una tradición y un destino".

Por su parte, el presidente argentino, Mauricio Macri, aseguró que "apostar a la lengua es apostar al futuro". "Nuestra lengua —afirmó, después de celebrar los progresos educativos en la materia que atribuyó a la obra de su gobierno— está viva, cambia como cambiamos nosotros, la lengua watsapea, tuitea, chatea, se viraliza".

"Nuestros hijos van a ser ingenieros, programadores, escritores, periodistas, cineastas y necesitan de la lengua para conectarse entre sí y para que puedan llegar lejos", agregó Macri "Imaginemos si hablásemos acá argentino, y los peruanos, peruano; y los bolivianos, boliviano; y necesitáramos traductores para hablar con los uruguayos. Somos más de 500 millones de personas en todo el mundo", dijo, afirmando que "al fin y al cabo, la lengua es nuestra casa".

Y aunque el debate específico sobre género y lenguaje no figura en la agenda oficial del Congreso, la escritora española Carme Riera se ocupó de hacer presente el tema dando lugar a la sororidad —neologismo que se emplea para referirse a la solidaridad entre mujeres en un contexto de discriminación sexual— y afirmando que "las mujeres, en todas las lenguas, hemos sido habladas más que hablar, con excepciones como la de Sor Juana, pero eso está cambiando a marchas forzadas y de manera imparable".

Al término de la presentación, en la que también participaron Juan Schiaretti, gobernador de la provincia de Córdoba; Rebeca Grynspan Mayufis, secretaria general de la Secretaría General Iberoamericana; Luis García Montero, Director del Instituto Cervantes; y el escritor argentino Santiago Kovadloff, Vargas Llosa anunció que la próxima edición del CILE, la novena, será en Arequipa (Perú), su ciudad natal.

El evento inaugural cerró con un homenaje al lingüista y exdirector de la Real Academia Española Víctor García de la Concha, quien no pudo estar presente pero agradeció en un mensaje grabado.

Mientras tanto, desde ayer se realiza en la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad Nacional de Córdoba un Contracongreso, con el propósito de aportar al debate de la lengua desde una perspectiva latinoamericana, plural e inclusiva. 

(Fuente: ANSA)