20181123031522-eusebio-leal.jpg

 

jueves, 22 de noviembre de 2018
8:18:23 p.m. 

Hoy en horas de la tarde llegó a Cuba Pedro Sánchez residente del Gobierno del Reino de España, primer viaje oficial a la isla de un presidente en 32 años. Y por si fuera poco, trajo consigo algo muy especial para los cubanos: la silla de campaña de Antonio Maceo, héroe de las luchas de Independencia contra España, caído en combate el 7 de diciembre de 1986.

Durante la agenda de los días cubanos, Sánchez compartirá con el Historiador de La Habana, doctor Eusebio Leal Spengler, quien ha declarado sentirse muy contento por considerar el viaje un “gesto de amistad”, “una visita muy significativa pues con él viene todo el pueblo español”.

El sencillo asiento, construido del tronco de una palma real, lleva grabada la estrella solitaria de la bandera y las iniciales del héroe cubano. Fue utilizada por Maceo durante la Guerra de Independencia y tras su muerte en combate el General Valeriano Weyler se hizo con ella como parte de sus recuerdos personales, que se llevó al salir de Cuba como botín de guerra.

En su testamento, el hijo y heredero del general Valeriano Weyler cedió la silla al Ayuntamiento de Palma en los años 30, y desde esa fecha fue expuesta en el Museo de Historia Militar de San Carlos.

  

 

Luego de dos años de gestiones para traerla de regreso, ha sido cedida para exhibirla en el Museo de los Capitanes Generales de La Habana, gracias al apoyo del Ayuntamiento de Palma de Mallorca.

 “¿Cómo no ver en este acto un hermoso gesto, no ya de reconciliación, pues esa está hecha hace mucho tiempo, sino un acto sincero de amistad? Lo que España trae es una parte de ella, y lo que nosotros recibimos es una parte nuestra, somos un solo corazón y un alma sola, en las buenas y en las malas”, precisó Leal en una entrevista que le concediera en La Habana al periódico español El País.

Cuenta también Leal que gracias a la ayuda de la cooperación española funciona desde hace años la Escuela Taller Gaspar Melchor de Jovellanos, que ya ha graduado a 5.000 alumnos, y que gracias a esta mano de obra altamente cualificada ha sido posible llevar adelante la ingente tarea de la rehabilitación de La Habana, que ha sido premiada por la UNESCO.

 

Sobre los desafíos que se enfrenta ahora la ciudad, Leal reconoce gran incremento del turismo. “Pero no podemos satanizarlo ni tenerle miedo, pues este es un país pequeño y bloqueado que requiere tener las puertas abiertas, aunque Estados Unidos y algunos tratan de cerrarla: pues mantengámosla abierta, que cada vez que entre una nave al puerto sea una victoria”. 

Y a los que se han opuesto al viaje de Sánchez y a cualquier acercamiento a Cuba, el doctor Leal Spengler ha mandado un mensaje muy directo: 

“En 1898 España perdió Cuba, pues en vez de otorgarle la soberanía al pueblo cubano, como debió ser, se la cedió a Estados Unidos. Eso nunca debió ocurrir. Se decía: más se perdió en Cuba. Todavía muchos se lamentan por haberla perdido y esa es la causa por la que también la quieren suya… España no debe perder Cuba por segunda vez”.

Felipe González, el último presidente español que visitó la isla (noviembre de 1986) con carácter oficial , trajo a Cuba otra reliquia histórica del Titán de Bronce: su silla de montar, que fue recuperada tras su muerte, otro trofeo de guerra español que había quedado en Madrid. 

Puede que para 2019 el rey Felipe VI también visite Cuba, coincidiendo con el 500º aniversario de la fundación de La Habana... Y sería la primera de un monarca español en toda la historia.

(Fuente: elpais/elmundo/ANSA)