20180628011205-un-golazo-de-messi-.jpg


miércoles, 27 de junio de 2018
6:57:19 p.m.  

Lionel Messi y su Argentina estarán en los octavos del Mundial después de derrotar a Nigeria (2-1) con un gol de Marcos Rojo en el minuto 87, un defensa, que estuvo cerca de quedarse en el banquillo, que baila cumbia y que la noche anterior colgó un video de la afición albiceleste recibiendo al equipo en su hotel de San Petersburgo.


La victoria permite a Lionel seguir soñando con su Mundial después de jugar una primera mitad espectacular, con un golazo brutal y golpear otro balón al poste. Una victoria muy argentina, de sufrimiento, de lágrimas, de lucha, de corazón. Estuvo eliminada Argentina durante 38 minutos pero siguió creyendo, pensó que merecía tener otra oportunidad.


Saltaba al campo la albiceleste con Messi y los históricos, nombre de grupo de rock veterano, de esos que no sabes si les aguantará la voz o se quedarán afónicos en medio de la actuación pero que tablas tienen. Leo quería que fuera su partido. Él era el solista pero esta vez parecía, sólo parecía, que el equipo intentaría pensar en él. Nada que ver con el Barça, donde juegan de memoria.


En Barcelona Messi lleva un imán pegado a la bota, con la albiceleste tiene que esperar que la providencia le permita recoger algún balón en condiciones para convertirlo en jugada de gol.

(Fuente: mundodeportivo/Cristina Cubero)