20180623224726-brasil-y-elimina-a-costa-rica.jpg

 

sábado, 23 de junio de 2018
4:23:52 p.m. 

Brasil partió el corazón a los costarricenses al arrancar en el último suspiro un triunfo por 2-0 en San Petersburgo. Mientras que los goles tardíos de Philippe Coutinho y Neymar relanzan las opciones brasileñas en la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™, la segunda derrota seguida de los centroamericanos hizo añicos sus esperanzas de pasar ronda. 


La Seleção controló el encuentro casi de principio a fin, promediando dos tercios de la posesión del balón y jugando en campo costarricense la mayor parte del partido. Sin embargo, las ocasiones fueron escasas en el primer periodo, y la mejor la gozó Celso Borges para unos Ticos que se mostraban peligrosos al contragolpe. 


Brasil mejoró con la práctica tras el descanso, fabricando por fin las oportunidades claras con las que había venido amenazando. Aunque Gabriel Jesus hizo temblar el larguero con su remate, hubo que esperar al tiempo añadido para que Coutinho se abalanzase con la puntera sobre un balón suelto. Luego, Neymar empujó el balón con el exterior en prácticamente la última acción del encuentro. 

Tite se mostró creativo con sus cambios y, gracias a ellos, el equipo ganó en velocidad y presencia ofensiva en relación al primer periodo, sometiendo a Costa Rica a una intensa presión. Brasil ofreció una fenomenal actuación en el segundo tiempo y se mostró lo bastante insistente para seguir persiguiendo el gol, hasta que por fin obtuvo recompensa de forma dramática en el tiempo añadido. ¡Qué final! 


En un encuentro táctico con algunos detalles de jogo bonito por ambas selecciones, Costa Rica sabía a la larga que la única manera de frenar a las excepcionales opciones ofensivas de Brasil era con experiencia y disciplina táctica generalizadas. La introducción de Christian Bolaños le aportó otro ritmo tras el descanso, en un intento por que esa mayor velocidad le concediese un respiro frente al asedio a su defensa. Costa Rica rindió bien, pero no le alcanzó de la forma más dolorosa contra una de las favoritas del campeonato. ​

 El dato 

Las estadísticas también respaldaron el carácter tardío del decisivo final de Brasil. El gol de Neymar, en el séptimo minuto del tiempo añadido, es el que más tarde ha llegado en el tiempo reglamentado (es decir, sin contar la prórroga) en toda la historia de los Mundiales. 

Lo que viene

27 de junio:

Serbia-Brasil. Grupo E, Moscú (Estadio del Spartak)

Suiza-Costa Rica. Grupo E, Nizhni Novgorod 

(Fuente: FIFA)