20180423211218-mensaje-dos-9.jpg

 

lunes, 23 de abril de 2018
2:56:07 p.m.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, anunció hoy la revocación de la reforma al seguro social, que —dijo— sirvió de detonante para los hechos violentos que se registran desde el pasado miércoles en el país promovidos por la derecha. 

“Esta resolución que estoy dando a conocer en estos momentos que acaba de aprobarla el Consejo Directivo de la Seguridad Social lo que está haciendo es revocando, o sea, cancelando, poniendo ya a un lado la resolución anterior del 16 de abril del año 2018, que fue la resolución que sirvió como detonante para que se iniciara toda esta situación de protesta”, explicó. 

Igualmente invitó a la Conferencia Episcopal de Nicaragua a sumarse al diálogo y destacó el mensaje que el papa Francisco envió este domingo al pueblo nicaragüense. 

El sumo pontífice llamó a evitar un derramamiento inútil de sangre en la nación centroamericano y pidió que las cuestiones pendientes sean resueltas pacíficamente y con sentido de responsabilidad. 

Por otra parte, Ortega indicó que los actos de violencia registrados durante los últimos días en el país son totalmente irracionales y no tienen explicación. 

Frente a ello insistió en el llamado a todos los sectores, independientemente del pensamiento político, ideología, condiciones económicas y credo religioso que se ostente y profese, a luchar por el restablecimiento de la paz. 

 

 

Saqueos, vandalismo, amenazas y agresiones de todo tipo han marcado la jornada de este domingo en el país, mientras gran parte de la ciudadanía ha salido a las calles a defender sus propiedades y patrimonio, así como bienes públicos y privados. 

La situación ha motivado un gran despliegue de policías y militares, principalmente en Managua, para restablecer la seguridad y el orden. 

En un mensaje al pueblo, Ortega llamó este sábado a cuidar la paz ante los intentos de desestabilización de grupos minoristas con intereses políticos. 

El diálogo es el camino para la estabilidad, para alcanzar la paz, refirió entoces el jefe de Estado, acompañado de la vicemandataria Rosario Murillo, altos mandos militares y jefes policiales. 

En su alocución, Ortega reconoció el derecho de la minoría a criticar, pero no a conspirar para destruir, promover la violencia y peor aún buscar en Estados Unidos a los grupos políticos más extremistas y racistas para que financien planes de desestabilización en el país. 

Al respecto denunció que las recientes protestas contra las nuevas reformas al seguro social fueron infiltradas por vándalos, lo cual criminaliza las manifestaciones de los jóvenes, quienes seguramente desconocen a los verdaderos promotores. 


Cinco días de protestas ya han dejado más de una veintena de muertos, entre ellos el periodista Ángel Eduardo Gahona, corresponsal del Canal 6 de Nicaragua en la ciudad de Bluefields, Región Autónoma del Caribe Sur, muerto mientras transmitía por Facebook un enfrentamiento entre manifestantes y fuerzas del orden. 

La oficial de la Policía Nacional Juana Francisca Aguilar está hoy entre la vida y la muerte en un centro asistencial de Managua, tras ser atacada por grupos vandálicos que Le dispararon en la cabeza. 

(Fuente: PL/TeleSurTV/AFP)