20180415164006-opt-senel-nueva-york-copia.jpg

 

domingo, 15 de abril de 2018
9:28:28 a.m.
 

La décimo novena edición del Havana Film Festival que se desarrolla desde el jueves 12 al 17 de abril en Nueva York, entre sus múltiples actividades, ha programado en colaboración con Columbia University un homenaje al guionista cubano Senel Paz.

Coincide en la programación del certamen con la recordación del 90 aniversario del natalicio de Tomás Gutiérrez Alea, a quien aportara el punto de partida para su aclamada película Fresa y chocolate (1993), codirigida con Juan Carlos Tabío. Incluye la exhibición de Una pelea cubana contra los demonios (1971) y Los sobrevivientes (1978), dos de sus clásicos restaurados, así como el largometraje documental Titón: de La Habana a Guantanamera (2008), que le dedicara su viuda, la actriz Mirtha Ibarra, presente en el Festival junto al actor Jorge Perugorría.

Arsenio Senel Paz Martínez, nacido en Fomento, antigua provincia de Las Villas, el 30 de agosto de 1950, se graduó de Periodismo en la Universidad de La Habana. Había publicado el libro de relatos El niño aquel laureado con el Premio David en 1980 y su novela Un rey en el jardín, galardonada con el Premio de la Crítica en 1983. Es entonces cuando el cineasta Orlando Rojas lo llama para colaborar con él en el guion de su primer largometraje: Una novia para David (1985), que recibió el premio al mejor guion en el concurso Caracol de la UNEAC.

A partir de entonces le sucede la escritura de dos guiones para sendos cortometrajes realizados por su esposa, la cineasta Rebeca Chávez. La fidelidad (1991) y El triángulo (1992).

Entusiasmado con las posibilidades del nuevo medio, Senel Paz escribe para Gerardo Chijona el guion de su primer largometraje: Adorables mentiras (1991), reconocido con el premio Coral en el 13 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, y el Caracol, de la UNEAC.

Ese año 1991 fue decisivo en la carrera de Senel Paz pues alternó los guiones con la escritura del cuento «El lobo, el bosque y el hombre nuevo», convertido en un suceso no solo por abordar un tema entonces casi tabú y alzarse con el premio Juan Rulfo en el concurso convocado por Radio Francia Internacional y el de la crítica nacional, sino que de inmediato, al leerlo sin siquiera estar publicado, el cineasta Tomás Gutiérrez Alea intuyó en él las perspectivas para una película, que sería Fresa y chocolate.

A ella se integrarían personajes de los relatos de Senel «No le digas que la quieres» y «Alicia Alonso baila en mi cabeza» del cual procede el personaje de la novia, mientras que el de Nancy, la vecina de Diego, el homosexual, se insertó a partir de la vitalidad otorgada por la actriz Mirtha Ibarra a su caracterización en Adorables mentiras para el que fue creado originalmente. Con el título inicial de Enemigo rumor, obtuvo el premio de guión inédito en el Festival de La Habana.

La resonancia internacional obtenida por Fresa y chocolate llamó la atención sobre el guionista y le fue encomendado por una firma española escribir el de Maité (1994), coproducción con el ICAIC dirigida por los cineastas vascos Enero Olasagasti y Carlos Zabala.

Siguen en la filmografía de Senel Paz otros dos guiones de producciones españolas, Malena es un nombre de tango (1996), realizada por Gerardo Herrero en 1996 sobre una novela de Almudena Grandes, y Cosas que dejé en La Habana (1997), dirigida en 1997 por Manuel Gutiérrez Aragón, con las interpretaciones de Daisy Granados, Violeta Rodríguez, Isabel Santos, Broselianda Hernández, Jorge Perugorría y Luis Alberto García.

Como guionista Senel Paz colabora en la dramaturgia del largometraje Un paraíso bajo las estrellas (2000), de Gerardo Chijona; Lista de espera (2000), dirigido por Juan Carlos Tabío sobre el relato homónimo escrito por Arturo Arango, y Más vampiros en La Habana, secuela emprendida en el año 2003 por Juan Padrón sobre su célebre filme en torno a los populares personajes de los vampiros criollos, rodado 18 años antes.

 

Una rosa de Francia (2005), dirigida en locaciones cubanas por el prestigioso Manuel Gutiérrez Aragón, señaló una nueva colaboración con Senel Paz como coguionista de este filme interpretado por Jorge Perugorría, Broselianda Hernández, Ana Celia de Armas, Yoraisy Gómez y el joven español Álex González, entre otros.

Galardonado con la Distinción Por la Cultura Nacional y el Diploma al Mérito Artístico otorgado por el Instituto Superior de Arte, el nombre del guionista espirituano Senel Paz es imprescindible en la historia del cine cubano.

(Fuente: Habana Radio/Luciano Castillo)