lunes, 15 de enero de 2018
3:31:54 p.m. 

Dolores O'Riordan, la inconfundible voz de The Cranberries, una de las bandas más exitosas de los noventa, falleció este lunes a los 46 años de forma repentina.

Su cadáver fue hallado en el hotel Park Lane de la capital británica. La artista, intérprete de éxitos como Linger y Zombie, se encontraba en Londres grabando.

Nacida en Limerick en 1971, O'Riordan era la menor de siete hermanos y fue educada en el catolicismo.

O’Riordan se unió a The Cranberries en 1990 (llamados entonces The Cranberry Saw Us), junto con el guitarrista Noel Hogan, el bajista Mike Hogan y el batería Fegal Lawler.

  

Su salto a la fama llegó con su álbum de debut, Everybody else is doing it, so why can't we? (1993), que incluía la canción Linger, sobre el rechazo y las frustraciones del desamor adolescente, que se convirtió en su primer éxito global.

Su siguiente disco, No need to argue, publicado un año después, superó el éxito del primero y permitió a la banda adentrarse en nuevos registros y a O’Riordan, exhibir todo el potencial de su voz. Del disco se vendieron 17 millones de copias en todo el mundo, y convirtió a The Cranberries en una de las bandas más grandes surgidas del contexto del rock alternativo de los noventa.

 

Tras facturar otros tres álbumes de estudio más, los Cramberries pararon, pero se volvieron a activar en 2009, con el propósito inicial de actuar solo en directo. Finalmente sacaron dos discos más, el último de los cuales, Something else, una colección de versiones acústicas y tres temas nuevos, vio la luz el año pasado. Entretanto, O’Riordan editó dos discos en solitario (Are you listening?, 2007; No bagagge, 2009).

O’Riordan padecía un trastorno bipolar. La sobreviven dos hijos, que tuvo con Don Burton, exmanager de Duran Duran, con quien rompió en 2014 después de 20 años de matrimonio.

(Fuente: EP)