20171023134028-cuba-marco-en-sochi-el-rumbo-.jpg

 

lunes, 23 de octubre de 2017
7:07:52 a.m.
 

Luego de una semana de intensos debates concluyó este sábado en Sochi, Rusia, el XIX Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, evento en el que Cuba demostró el sitial paradigmático que ocupa en el mundo. (Foto: El desfile por el centenario de la Revolución Socialista de Octubre fue uno de los escenarios donde Cuba dejó su huella).

Catalogado como la reunión más importante para las juventudes progresistas y democráticas del mundo, la jornada final contó con la presencia del presidente de la Federación Rusa Vladimir Putin.


El espectáculo final tuvo lugar en el Palacio de Hielo Bolshoi, donde miles delegados e respaldaron la declaración final de la cita juvenil, que abarcó las principales luchas que viven los pueblos y defendió temas claves sobre políticas públicas para los jóvenes del orbe.


El documento condena la continuidad del bloqueo de Estados Unidos a Cuba y la desestabilización de gobiernos como el de Venezuela, condena a las agresiones de Estados Unidos, rechaza las guerras, y llama a la eliminación de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), y a mantener el carácter antiimperialista, antifascista y anticolonialista del movimiento de los festivales.

La cita estuvo dedicada al líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro, y al Guerrillero Heroico, Che Guevara, y Mohamed Abdelaziz, fallecido presidente saharaui quien dedicó su vida a la lucha contra la independencia del Sahara Occidental.


Los delegados de la Mayor de las Antillas participaron en más de 35 espacios de intercambio, entre foros, paneles y conferencias previstas. Cuba brilló desde la elocuencia de sus oradores y la convocatoria multitudinaria que logró su presencia en cada salón del Main Media Centre, sede expositiva del Festival.

En declaraciones a la prensa, Sucely Morfa González, miembro del Consejo de Estado y primera secretaria de la Unión de Jóvenes Comunistas, dijo el Festival logró combinar el entusiasmo y la alegría, “pero también la responsabilidad, la madurez, la preparación de nuestros jóvenes en los temas de la agenda, lo que demuestra la alta educación general y cultural de las nuevas generaciones”.

La dirigente insistió en seguir trabajando por la unidad de la juventud progresista del mundo entero, como única vía el antídoto principal contra el imperialismo.

(Fuentes: Prensa cubana)

Lea también: