20170927155235-cuba-reitera-su-compromiso-con-la-seguridad-de-diplomaticos-de-ee.uu..jpg

 

miércoles, 27 de septiembre de 2017
7:04:11 a.m.  

El canciller cubano, Bruno Rodríguez, se reunió en Washington con el Secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, para dialogar sobre los incidentes reportados a fines de 2016 por diplomáticos estadounidenses acreditados en La Habana, y por los cuales EE.UU. confirmó en agosto de 2017 la expulsión de dos diplomáticos cubanos destinados en Washington, alegando presuntos “ataques acústicos”, que dice provocaron “síntomas físicos” a personal estadounidense acreditado en la isla. 

El encuentro organizado a pedido de la delegación cubana, tuvo lugar este martes 26 de septiembre a puerta cerrada en la sede del Departamento de Estado. 

EE.UU. decidió tomar cartas en el asunto desde el pasado 23 de mayo arguyendo que 21 empleados de su embajada en La Habana han sido víctimas de daños cerebrales, pérdida de audición y equilibrio, problemas cognitivos y edemas cerebrales, desde el año pasado, a raíz de "ataques acústicos", al punto que han considerado cerrar su sede diplomática en el país caribeño, pese a que aún no han sido esclarecidas las causas, ni si constituyen actos deliberados. 

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba dijo a su par estadounidense que sería lamentable si se toman “decisiones apresuradas y sin sustento en evidencias y resultados investigativos concluyentes”.

El Canciller cubano le reiteró la seriedad, celeridad y profesionalismo con que las autoridades cubanas han asumido este asunto. Se inició, por indicación del más alto nivel del gobierno cubano, una investigación prioritaria desde el mismo momento en que se les informaron los hechos y se adoptaron medidas adicionales de protección de los diplomáticos estadounidenses y sus familiares. 

Esto ha sido reconocido por los representantes de las agencias especializadas de EE.UU. que han viajado a Cuba, a partir del mes de junio, cuyas visitas han sido valoradas positivamente por las contrapartes cubanas. 

El Ministro ratificó al Secretario Tillerson la importancia de que las autoridades de EE.UU. cooperen de forma efectiva con las autoridades cubanas para el esclarecimiento de unos hechos de los que no existen precedentes en Cuba. 

Le reafirmó que fue injustificada la decisión del gobierno de EE.UU. de retirar a dos diplomáticos cubanos de Washington y el argumento empleado para ello, y enfatizó que Cuba cumple rigurosamente sus obligaciones con la Convención de Viena sobre la protección de la integridad de los diplomáticos, en lo cual tiene un historial impecable. 

Le reiteró que el gobierno cubano no ha perpetrado nunca ni perpetrará ataques de ninguna naturaleza contra diplomáticos. Tampoco ha permitido ni permitirá que su territorio sea utilizado por terceros para este propósito. 

Igualmente, le transmitió que de acuerdo con los resultados preliminares obtenidos por las autoridades cubanas en su investigación, que ha tenido en cuenta datos aportados por las autoridades de EE.UU., hasta el momento no hay evidencias de las causas y el origen de las afecciones de salud reportadas por los diplomáticos estadounidenses. 

El Canciller le aseguró que la investigación para esclarecer este asunto sigue en curso y que Cuba tiene gran interés en concluirla, para lo cual es imprescindible contar con la cooperación eficiente de las autoridades estadounidenses. Le trasladó que sería lamentable que se politizara un asunto de esta naturaleza y que se tomen decisiones apresuradas y sin sustento en evidencias y resultados investigativos concluyentes. 

Por otro lado, el Ministro le confirmó la voluntad de Cuba de continuar el diálogo bilateral sobre temas de interés común, sobre la base del respeto y la igualdad soberana, pese a las profundas diferencias existentes entre los dos países. 

También Rodríguez Parrilla reiteró a Tillerson las condolencias del pueblo y el gobierno cubanos por los daños provocados por los huracanes Harvey e Irma en EE.UU. y le agradeció las condolencias expresadas por el Departamento de Estado a nuestro pueblo por las afectaciones causadas a Cuba por el huracán Irma. 

(Fuentes: ACN/TeleSURtv/Reuters)