viernes, 14 de abril de 2017
5:06:05 p.m. 

Las Fuerzas Especiales de Estados Unidos en Afganistán han publicado a través de su cuenta oficial en Twitter el primer vídeo del ataque con la bomba no nuclear más potente que se ha usado nunca en combate: la GBU-43/B Massive Ordenance Air Blast Bomb (MOAB), con 11 toneladas de explosivo TNT de alta potencia. 

La superbomba lanzada el jueves por un avión C130 estadounidense en el distrito de Achin, en la provincia de Nangarhar, causó la muerte de 82 milicianos del Estado Islámico  (EI), según informó hoy el portavoz del gobierno provincial, Ataullah Khogyani.


Las fuerzas estadounidenses lanzaron la bomba sobre un objetivo del grupo terrorista, informó el Pentágono a través de su vocero, quien aseveró que es la primera vez que la GBU-43 (contiene 11 toneladas de explosivos) se lanza en combate. 

Para John Nicholson, comandante de las fuerzas de Estados Unidos en Afganistán, la también llamada “madre de todas las bombas” era «el arma adecuada para el objetivo adecuado». Lo aseguró este viernes durante una rueda de prensa en Kabul, en la que también manifestó haberse tomado «todas las precauciones posibles» para evitar víctimas civiles, en un intento por zanjar las especulaciones sobre una supuesta demostración de fuerza de EE.UU.

  

 «No tenemos pruebas de víctimas civiles ni ha habido informaciones al respecto», señaló Nicholson. 

En precedencia, Dawlat Waziri, portavoz del Ministerio de Defensa afgano, había informado que la MOAB "causó la muerte de 36 milicianos del Estado Islámico", y que la única amenaza que existe actualmente para la población de Nangarhar es la presencia de Estado Islámico.

En un breve comunicado se adicionó que la bomba "fue lanzada sobre una red de túneles" en el distrito de Achin y "destruyó completamente" el objetivo "sin causar víctimas civiles".

El gobierno afgano, en otro comunicado, aseguró que "estaba al corriente" de la decisión de Estados Unidos.

Por su parte el portavoz del Ejército local, Jawid Saleem, aseveró que en el complejo alcanzado había entre 40 y 70 militantes yihadistas armados.

"La bomba fue lanzada en un valle entre dos montañas donde el Estado Islámico excavó una instalación de túneles entre grutas", informó el vocero militar.


DonalTrump, exultante,  ha calificado la operación de exitosa: “estoy orgulloso de nuestros militares", afirmó este viernes el presidente de Estados Unidos, e hizo hincapié en que el ejército estadounidense tiene su "plena autorización" para actuar, es decir "una carta en blanco".   

Por su parte, los talibanes afganos condenaron el lanzamiento de la superbomba y denunciaron que Estados Unidos "está matando a nuestra gente con el pretexto del Estado Islámico, bombardeando poblaciones y probando sus armas a expensas de los afganos", afirmó un vocero del grupo, quien  indicó que "en tres oportunidades nuestros combatientes estuvieron a punto de derrotar al Estado Islámico en Nangarhar, pero las fuerzas estadounidenses bombardearon a nuestros hombres para permitir que los yihadistas pudieran huir".

 

El expresidente afgano Hamid Karzai condenó sin contemplaciones el lanzamiento de ayer: "No se trata de guerra al terrorismo sino de un peligroso e inhumano uso de nuestro país como terreno para probar nuevas y peligrosas armas", dijo. 

(Fuentes: ANSA/Infobae/EFE)