20170404030656-atendado-metro-san-petersburgo-.jpg

 

lunes, 03 de abril de 2017
8:51:39 p.m.
 

El premier Dmitri Medvedev aseguró que se trató de un hecho terrorista. Hay más de 47 heridos, entre ellos varios niños. Una bomba explotó en un vagón entre dos estaciones. Desactivaron otro artefacto sin estallar. Tensión y alarma en Rusia. 

Un atentado terrorista, con al menos 11 muertos y más de 47 heridos, conmovió hoy a San Petersburgo, mientras el presidente Vladimir Putin se hallaba en la zona para un encuentro con su par bielorruso, Alexander Lukashenko, informaron autoridades rusas. 

En un vagón de la línea azul del metro de la antigua capital de los zares y ciudad natal de Putin detonó una bomba entre las estaciones Tekhnologicheskiy Insitut y Sennaya Ploshchad.

  

El balance oficial provisorio informó que entre las víctimas hay seis heridos en estado grave, al tiempo que medios locales afirmaban que los muertos fueron en realidad al menos 14, lo que se irá dilucidando en las próximas horas.

 

Un segundo artefacto explosivo, camuflado como un extinguidor de fuego, fue hallado en una tercera estación, la Ploshchad Vosstaniya, siendo desactivado por expertos.

 

Se trataba de una bomba construida con un kilogramo de trotyl más potente que la que logró detonar en la formación, la cual sin embargo contaba con "cuerpos dañinos", como clavos y tuercas, utilizados para maximizar el impacto mortal.


El presidente Putin, que habló a la televisión antes de su encuentro con Lukashenko, poco después del atentado, expresó las "condolencias" a las víctimas y a sus familias y aseguró que las autoridades conducen una investigación exhaustiva.

El Comité de investigación ruso confirmó al mediodía local el comienzo de una indagatoria por "terrorismo" pero subrayó que toda otra hipótesis será analizada.

(Fuente: ANSA)