20170217110303-un-texto-para-entender-mejor-a-fidel.jpg

 

viernes, 17 de febrero de 2017
4:26:03 a.m.
 

Fidel Castro y los Estados Unidos, 90 discursos, intervenciones y reflexiones, es un libro del joven intelectual Abel Enrique González Santamaría, dedicado al 90 cumpleaños del Comandante en Jefe, y presentado como parte de la 26 Feria Internacional del Libro, Cuba 2017. 

El texto es un decantado compendio de 1546 discursos, intervenciones y reflexiones del líder histórico de la Revolución Cubana, desde el 1ro de enero de 1959 hasta el 19 de abril de 2016, en que los temas nacionales e internacionales están expuestos en profundidad y con esa óptica de visión meridiana a la que nos tiene acostumbrados. 

 “Es mi primer libro. He estado siempre incursionando en el tema de las relaciones de Estados Unidos con América Latina. Ya propiamente en los desafíos e integración de la región”, dijo en declaraciones para Habana Radio, su autor Abel Enrique. 


“Me pregunté qué puedo hacer para el 90 cumpleaños de Fidel y se me ocurrió esta idea; empecé a buscar y profundizar. Ya venía estudiando desde hace mucho tiempo su pensamiento, su obra, su acción; y salió sin tantas pretensiones. Quería que se entendiera hacia dónde vamos, porque para que se entienda el momento de las relaciones que estamos viviendo hay que ir a los orígenes, a las raíces, a la evolución, y eso lo podemos encontrar en la obra de Fidel sin ninguna duda. 

“Es una modesta contribución para que los jóvenes se inquieten también para seguir profundizando, acercándose a su figura. Que entiendan porque él siempre nos llamó a estudiar, a armarnos de ideas, valores.

Deseo que este libro sea una valiosa herramienta para las presentes y futuras generaciones para continuar defendiendo la Revolución Cubana, los procesos progresistas en el Tercer Mundo y no dejar morir las ideas del Maestro. Espero que coincidan que el mejor autor que pueda tener este libro es el eterno Guerrillero del Tiempo Fidel Castro Ruz. Lo he disfrutado muchísimo. 

“Esta presentación ha sido más difícil para mí. Muy duro porque hay una mezcla de tristeza, de dolor, que la hemos ido superando porque él nos hizo el llamamiento a mantenernos firmes, unidos. Pero no deja uno de extrañarlo físicamente; sin embargo, estoy convencido que espiritualmente está aquí con nosotros y vamos a seguir firmes con sus ideas.