20170108195616-eusebio-leal-cada-generacion-tiene-que-ser-conquistada.jpg


domingo, 08 de enero de 2017
01:53:10 p.m. 

La Universidad de La Habana (UH), una de las más antiguas del continente, celebra su aniversario 289. El Dr. Eusebio Leal Spengler, pronunció las palabras con las que comenzó el programa de actividades que tendrán lugar con vista al cumpleaños 290 de la institución, el 5 de enero de 2018. El Colegio Universitario San Gerónimo, sede fundacional de la UH, resultó el mejor espacio para la iniciación. 

“Al celebrar este día —dijo— con mucho júbilo y con mucha esperanza, tenemos que poner nuestros ojos en las generaciones actuales; no intoxicarlos con palabras; no valdría convertir en consignas los más elevados pensamientos (…) Cada generación tiene que ser conquistada. No cabe ni derrotismo ni retroceso. Conquistar es la palabra.” 

 

En sus palabras, el Historiador de La Habana, se refirió a la importancia de la histórica Casa de Altos Estudios, y evocó en su alocución a grandes pedagogos como José de la Luz y Caballero, Enrique José Varona, entre otros. 

“Ha sido necesario, y lo es, formar hombres de ciencia. El país está llamado a hacerlo y hay que decirlo con franqueza: lo que sostiene aún hoy económicamente al país, no es precisamente la presencia furtiva y volátil de millones, sino esa vanguardia formada en el período histórico de la Revolución. Esa vanguardia de médicos, científicos que prestando servicios en distintos lugares del mundo contribuyen, de forma directa, a la preservación del bien supremo: la nación. 

”Hombres de ciencia, sí; pero es necesario que en esa balanza, y nuestra universidad tiene un peso específico, se formen también humanistas visionarios. Que se formen e influyan, los unos en los otros, para formar la categoría perfecta. 

“Nuestra pedagogía   —apuntó Leal— es piedra angular (…) Formar discípulos, atraer vocación, llamar para cada una de las ciencias liberales y exactas nuevos y cada vez mayores discípulos, será en definitiva el triunfo de lo que podríamos llamar hoy nuestra doctrina. 

”La universidad, esta, la nuestra, fue el escenario en que se vinculó la juventud cubana, como una regularidad de nuestra historia muy precisa, a las causas más progresistas, más avanzadas, más transformadoras y más revolucionarias de la sociedad. Con razón, y en afirmación categórica, Fidel, discípulo de esa universidad y discípulo, por cierto, de mucho mérito, exclamó: En esta universidad me hice revolucionario. 

“Al celebrar este día, con mucho júbilo y con mucha esperanza, tenemos que poner nuestros ojos en las generaciones actuales; no intoxicarlos con palabras; no valdría convertir en consignas los más elevados pensamientos (…) Cada generación tiene que ser conquistada. No cabe ni derrotismo ni retroceso. Conquistar es la palabra”, expresó Leal, quien en el 2016 recibió por parte de la UH el título que lo acredita como Doctor Honoris Causa en Humanidades. 

Nuevos desafíos 

Declarada Centro de Excelencia, la UH se caracteriza por la existencia de un profesorado modelo de excelencia académica y compromiso social, unido a un estudiantado que contribuye a cambiar su época. 

Con sus casi 300 años, la institución académica se enfrenta a nuevos desafíos: adecuar algunas carreras a un plan de estudio de cuatro años, modificar los requisitos de ingreso en los cursos de las modalidades de cursos por encuentros y de educación a distancia y aumentar las exigencias con el dominio del idioma inglés por los universitarios. 

Con los padres dominicos 

 

Antes del acto por el aniversario 289 de la UH, el Dr. Eusebio Leal recorrió el Museo del Colegio San Gerónimo, acompañado de los padres dominicos.

Según cuenta la historia, de esta misión salieron los primeros maestros de la enseñanza primaria en la Isla. Levantaron su iglesia y convento de San Juan de Letrán en 1578, gracias a la real cédula que les concedió un lugar adecuado para erigir su fábrica, sitio cercano a la Plaza de Armas y a la Real Fuerza, entonces jerarquizado dentro de la trama de la incipiente villa.

En 1721, lograron los dominicos la aprobación pontificia a la solicitud de fundar universidad en su convento de San Juan de Letrán, mediante la bula emitida por Su Santidad el Papa Inocencio XIII.

La aceptación de Felipe V de Borbón, a través del Consejo de Indias el siguiente año, y la posterior confirmación por real cédula de 1728, permitieron que el 5 de enero de ese año naciera en el renovado convento la Real y Pontificia Universidad de San Gerónimo de La Habana, con los mismos privilegios, honores y gracias que gozaba la del convento de la orden en La Española, y contando con las cátedras de Cánones, Leyes, Medicina, Matemáticas, Gramática, Teología y Filosofía.

(Fuente: HR)