20161226131300-china-control-de-contaminacion.jpg


lunes, 26 de diciembre de 2016
7:10:10 a.m.
 

Los legisladores chinos adoptaron una nueva ley para cobrar un impuesto a quienes contaminen, en particular a la industria pesada. 

La ley, que entrará en vigor el 1 de enero del 2018, será clave para combatir la contaminación, dijo el director del departamento de política fiscal del Ministerio de Hacienda, Wang Jianfan.

China ha cobrado una "cuota de descarga de contaminantes" desde 1979. En el 2015, recaudó 17.300 millones de yuanes (cerca de 2.500 millones de dólares) de cerca de 280.000 empresas, dijo Wang.

Sin embargo, algunos gobiernos locales explotan los vacíos y exentan a empresas que de otra forma serían grandes contribuyentes de ingresos fiscales. Durante años, los reguladores habían sugerido sustituir el sistema de cuotas con una ley.

"La nueva ley reducirá la injerencia del gobierno", dijo Wang en conferencia de prensa. También mejorará la conciencia de los contribuyentes sobre el medio ambiente, obligará a las compañías a modernizar la tecnología y a recurrir a la producción más limpia, agregó.

Bajo la nueva ley, las compañías pagarán impuestos que van de 350 a 11.200 yuanes al mes por ruido, de acuerdo con su nivel de decibelios. También establece tarifas de 1,2 yuanes a cantidades estipuladas de contaminantes del aire, 1,4 yuanes a contaminantes del agua y un rango de cinco a 1.000 yuanes por cada tonelada de residuos sólidos.

La ley sólo se enfoca en empresas e instituciones públicas que descargan directamente en el medio ambiente los contaminantes incluidos en la lista.

Como aún queda más de un año para que la ley entre en vigor, Wang dijo que las autoridades harán preparativos, incluida la redacción de un reglamento, para implementar la ley.

Los ingresos fiscales serán para los gobiernos locales y no reducirán su capacidad para gastar en protección del medio ambiente.

(Fuente: SPD)