20161223022847-images.jpg

 

jueves, 22 de diciembre de 2016
8:21:09 p.m.
 

Cada vez es más frecuente en Estados Unidos que médicos y padres de niños transgénero acepten su identidad en cuanto se convierte en obvia, a veces alrededor de los tres años. Muchos dicen que están encontrando mayores oportunidades de felicidad y bienestar cuando los niños son criados en su nueva identidad de género a una edad tan temprana.

Aunque no existe consenso sobre el asunto, algunos especialistas que trabajan con niños transgénero han llegado a la conclusión de que cuando se identifican de forma persistente con su género no conformado, el mejor camino es una transición social o vivir como el otro género, aunque tenga tres años.

Otros expertos defienden una aproximación más cauta, ya que los resultados psicosexuales a largo plazo para los niños pueden variar de manera amplia e impredecible.

Sea cual sea la edad, el apoyo parental es crucial.

El 15 por ciento de los estadounidenses transgénero aseguran que huyeron o fueron expulsados de sus casas, según un sondeo publicado el 8 de diciembre y que fue elaborado a casi 28.000 adultos transgénero.

El mismo estudio, realizado por el Centro Nacional de Igualdad Transgénero, un grupo de apoyo, indicó que los adultos transgénero tienen nueve veces más probabilidades de intentar suicidarse que la población general.

Sin embargo, era menos probable que los transgénero con familias que les apoyan intentaran suicidarse, quedarse en la calle o experimentar desórdenes psicológicos graves por un margen de casi 20 puntos, comparado con los que no contaban con respaldo familiar, señaló la encuesta.

Con una mejor educación, los niños transgénero de hoy suelen recibir mucho más apoyo que el que tuvieron los adultos encuestados durante su juventud.

(Fuente: Reuters /Daniel Trotta)