20161203152345-fidel-castro-1-1-580x326.jpg


7:59:48 a.m.

La urna con las cenizas del Comandante en Jefe partió del Museo Ñico López, en Bayamo custodiada por los generales  de Cuerpo de Ejército Leopoldo Cintra, Ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias; Ramón Espinosa Martín, viceministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, y Joaquín Quinta Solá, viceministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias.

Hoy, la Caravana de la Libertad siente el mismo calor humano que en 1959, cuando el Comandante de la Revolución, Juan Almeida, comentaba: 

«Al paso de Fidel, surge de los corazones del pueblo el grito de: «¡Viva Fidel, viva Fidel, viva!», que repiten con entrañable sentimiento y alegría. El pueblo nos rodea en multitud. Se encuentran los padres con sus hijos; varios los ven por primera vez en los brazos de las mujeres que dejaron embarazadas. Con besos a los héroes, hay despedida a los combatientes que continúan en la Caravana».