20161113222654-muro-trumpo-puff-.jpg

 

3:55:09 p.m.

Decenas de ciudades de Estados Unidos siguieron hoy siendo testigo de protestas ciudadanas en contra del presidente electo, Donald Trump, mientras su equipo de transición está trabajando ya en un "tour de la victoria" por varios estados.

"Es posible. Estamos trabajando en los horarios", respondió este sábado la exportavoz de la campaña y asesora del nuevo equipo de transición, Kellyanne Conway, ante las preguntas de los periodistas en el interior del edificio Trump Tower de Manhattan.

La portavoz dijo que la siguiente aparición pública de Trump será "en los próximos días", algo en lo que ya se está trabajando, y no descartó tampoco que el presidente electo realice una gira por varios estados del país para agradecer el apoyo de los votantes.

Mientras Trump sigue recluido en su rascacielos, donde también tiene fijada su residencia, miles de personas volvieron a salir a la calles de Nueva York para protestar a las puertas de la Trump Tower, que amaneció nuevamente rodeada de fuertes medidas de seguridad.

Por cuarto día consecutivo desde que en la madrugada del martes al miércoles se conocieron los resultados de las elecciones, los manifestantes acudieron desde diferentes puntos de la ciudad a las inmediaciones de la Trump Tower para protestar contra el magnate.

Desde inmigrantes, mujeres y niños hasta miembros de la comunidad LGTB, empresarios o activistas, muchos de ellos portando infinidad de pancartas con mensajes como "No es un nuestro presidente", "Trump Dumb" o "Demostremos al mundo como actúa el voto popular".

Hasta la Trump Tower también se acercó el cineasta Michael Moore, quien logró entrar al edificio y subir por las escaleras mecánicas hasta la cuarta planta, donde los servicios secretos le impidieron continuar el paso.

Al igual que en la Gran Manzana, este sábado las protestas también se repitieron en otras ciudades del país, como Los Ángeles y San Francisco (California), Chicago (Illinois), Baltimore (Maryland) o Portland (Oregón).

Un muro con México y expulsión de 2-3 millones migrantes

Donald Trump confirmó que planea construir un muro en la frontera con México, en una entrevista a la cadena CBS que será emitida en las próximas horas. Precisó que una parte puede ser un muro y otra un "vallado", en acuerdo con lo propuesto por los republicanos en el Congreso, que dominarán ambas cámaras.

También ratificó una de sus promesas de campaña, la expulsión de dos o tres millones de migrantes clandestinos con antecedentes penales. "Lo que haremos es echar fuera del país o encarcelar a las personas que son criminales o tienen antecedentes criminales, miembros de bandas, traficantes de droga", dijo el magnate.

Consultado sobre el resto de los migrantes ilegales, el neo presidente electo afirmó que tomará una decisión luego de hacer más segura la frontera. 

(Fuente: EFE/NC/ANSA)