20161103012509-en-el-altar-fueron-recordados-los-musicos-jose-antonio-mendez-y-juan-gabriel-medium.jpg

 

8:24:55 p.m. 

Aunque no pertenece por raíz  a los cubanos, en La Habana, cada año, se celebra el Día de los Muertos, para llenar de colorido y vida el regreso momentáneo a casa de los seres queridos que ya no están. 

Este año los festejos procedentes de la tradición mexicana, coinciden con el aniversario 28 de la Casa del Benemérito de las Américas Benito Juárez, en La Habana. Para la ocasión, se levantó un altar similar a los que se realizan en el país azteca, y el que se rinde tributo a dos personalidades de una y otra nación. 

 

El homenaje recayó en los músicos José Antonio Méndez, de Cuba, y Juan Gabriel, de México. Sus imágenes encabezaron la ofrenda, entre evocaciones a la muerte, decoraciones con cadenas de papel recortado, las cempasúchiles anaranjadas, los inciensos y los alimentos: frutas y bebidas en vasijas tradicionales y decoradas. 

Estuvieron presentes el Excelentísimo Señor Embajador Enrique Martínez y Martínez, el doctor Javier Villaseñor Alonso, Agregado Cultural de la Embajada de México en Cuba, y miembros de la misión diplomática del país azteca, quienes festejaron junto a los cientos de espectadores reunidos en el patio interior de la institución habanera. 

Martínez y Martínez agradeció a todos su presencia y fidelidad año tras año en esta fiesta de las tradiciones de México. “Si algo hay seguro para todos es que algún día vamos a dejar de existir, y por eso celebramos a los que ya se fueron, y se nos adelantaron: a nuestros padres, abuelos, maestros y hasta nuestros artistas”. 

“Qué bueno que podemos estar todos juntos aquí, Cuba y México, compartiendo la hermandad y el cariño especial que siempre nos hemos tenido. La mejor embajadora de nuestro país en Cuba es la música mexicana, que hoy nos une en el júbilo de recordar nuestras tradiciones y antepasados”, comentó el titular de la representación de ese país en La Habana. 

“En México, a diferencia de otras culturas y países, pensamos que una familia se compone tanto de los vivos como de los muertos, y el 2 de noviembre nos visitan, y hay que ponerle las cosas que más les gustaban, además de aquello que les pueda servir en su otra vida: ropa limpia, zapatos, dinero, agua…”, resumió Villaseñor Alonso. 

La actividad cultural estuvo a cargo de Mundito González y el maestro Rey Montesinos, quienes interpretaron la música José Antonio Méndez, fundador del Filin y autor de obras emblemáticas de la canción como Si me comprendieras y La gloria eres tú. Por su parte, los esperados integrantes de la Mariachi Juvenil y la joven intérprete de música regional mexicana, Lorena, recordaron al Divo de Juárez, Juan Gabriel, con los temas Hasta Que Te Conocí, Querida entre otros. 

 

Considerada por la Unesco como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, en la festividad mexicana del Día de Muertos convergen la traza católica y el culto a la muerte que ya practicaban los ancestros desde mucho antes de la llegada de los conquistadores españoles al nuevo continente. 

A esta mezcla de tradiciones se suma Cuba respondiendo a ese llamado que por años ha imbricado nuestra historia con la de México, con lazos históricos y culturales. Aunque no nos pertenece por raíz, en La Habana, cada año, se celebra el Día de los Muertos, para llenar de colorido y vida el regreso momentáneo a casa de los seres queridos que ya no están. 

(Fuente: HR)