20161028031921-opt-papa-bendice-baracoa-hu.jpg

 

8:35:44 p.m.

El Papa Francisco impartió a los afectados por el huracán Matthew en Guantánamo y a cuantos los auxilian la confortadora bendición apostólica, en mensaje del Secretario de Estado de su Santidad Cardenal Pietro Parolin a su Excelencia Monseñor Wilfredo (Willy) Pino Estévez, Obispo de Guantánamo-Baracoa. 

 A continuación el texto íntegro:

         

Excelencia: 
Monseñor Wilfredo Pino Estévez
Obispo Guantánamo-Baracoa

El Santo Padre, apenas recibida la noticia de los graves daños producidos por el Huracán Matthew , que ha golpeado violentamente a esa región, desea expresar su paternal cercanía espiritual a todos los que han sufrido la pérdida de sus hogares o bienes materiales.

Su Santidad anima a todas las instituciones civiles y eclesiales a seguir trabajando con tesón y solidaridad cristiana para continuar la generosa movilización de ayuda que, desde el primer momento, se ha puesto en marcha para socorrer a las numerosas personas necesitadas. Con estos sentimientos, el Papa Francisco imparte a los afectados y a cuantos los auxilian la confortadora bendición apostólica.

Cardenal Pietro Parolin
Secretario de Estado de su Santidad

 

 

Baracoa, la Ciudad Primada de Cuba fundada hace 505 años, amaneció el miércoles 5 de octubre abatida por el paso del Huracán Matthew, que por más de seis horas se mantuvo casi estacionario sobre la provincia de Guantánamo, en el Oriente de la Isla.

 

Pero luego llegó el momento de levantarse y recuperar lo pérdido con la ayuda de todos. Lo más importante siempre fue preversar la vida, lo principal, y no se perdió ninguna. El cubano puede caerse cien veces, pero con la ayuda de Dios, se levanta mil. 


Lea también: