20161016111309-embalses-cuba.jpg


5:12:46 a.m.

La Comisión de Asuntos Constitucionales y Jurídicos de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba anunció hoy en esta capital, la existencia de un proyecto de Ley de Aguas Terrestres con vistas a regular su gestión integral y sostenible.

El objetivo del código es ordenar su administración, establecer medidas para su protección, así como contribuir a la reducción de desastres por el impacto de eventos hidro meteorológicos extremos, y la adaptación al cambio climático.

El nuevo reglamento se refiere a las aguas terrestres que se encuentran en la propia corteza o encima de ella, al margen de su composición física, química o bacteriológica en el espacio que cubre la parte emergida del territorio nacional, limitada por la línea de costa.

Su manejo es un proceso de evaluación, planificación, uso y preservación coordinada con la tierra y otros recursos, para maximizar el bienestar económico y social sin comprometer la salud o conservación de los ecosistemas.

Por iniciativa del Consejo de Ministros, el ponente del proyecto es el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos. El documento fue circulado entre los legisladores, y en coordinación con la Comisión de Industria, Construcciones y Energía comenzó su análisis.

A partir de la aprobación de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, aprobados en su VI Congreso de 2011, Cuba elaboró el Diagnóstico y la Política Nacional del Agua, acordada por el Consejo de Ministros en diciembre de 2012.

Uno de sus puntos establece que el balance de agua constituirá el instrumento de planificación mediante el cual se mida la eficiencia en el consumo estatal y privado, respecto a la disponibilidad del recurso.

Otro establece que continuará desarrollándose el programa hidráulico con inversiones de largo alcance para enfrentar mucho más eficazmente los problemas de la sequía y del uso racional del líquido en el país, y elevar la proporción del área agrícola bajo riego.

 (Fuente: ACN)