6:23:39 p.m. 

El objetivo principal de las acusaciones sería manchar la imagen del exmandatario e impedir que su candidatura en el año 2018. (Video: Lula lucha por lo que cree, y no puede cansarse)

Este miércoles el exmandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva fue acusado de corrupción junto con su esposa, Marisa Leticia, y otras seis personas de varios delitos de corrupción vinculados con el caso de Petrobras.

El fiscal Deltan Dallagnol, responsable del caso Petrobras, afirmó tener pruebas de que el exmandatario recibió 3,7 millones de reales (aproximadamente 1,1 millones de dólares) por parte de la constructora OAS, empresa que ya había sido acusada de los desvíos de la estatal petrolera.

Estas acusaciones, de acuerdo a un comunicado de los abogados de Lula "tienen motivación política, no gozan de "respaldo jurídico" y son una "farsa".

El exmandatario Lula da Silva fue el líder que dirigió al país hacia la la bonanza económica de Brasil desde 2003 hasta 2010, y aún goza de bastante popularidad entre la población.

El objetivo parece ser intentar desgastar al máximo posible a la actual administración para que Lula da Silva llegue lo más condicionado posible a la próxima cita presidencial y no olvidar que se trata del personaje mejor valorado de la política de Brasil, con un 80 por ciento de valoración a su gestión cuando dejó la presidencia en 2010.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, criticó la demanda interpuesta contra el exmandatario y aseguró que el objetivo es evitar que el líder sindical se mida en las elecciones presidenciales de 2018.  

"Es evidente que esta denuncia atiende a los objetivos de aquellos que pretenden impedir su candidatura en 2018", expresó Rousseff por medio de sus redes sociales.

Por su parte, el analista internacional Juan Manuel Karg coincide con lo dicho con la mandataria, pues considera que lo que intenta hacer la oposición de Brasil contra Lula es evitar que él se presente en las elecciones del 2018, debido a que “Lula a la derecha le genera temor". 

Uno de los abogados de Lula, Cristiano Zanin Martins, denunció en relación a las acusaciones que "se trata de un argumento incompatible con la realidad de los hechos y con las pruebas existentes", según recogió la Agencia Brasil. 

"Es una acusación que no se sustenta desde el punto de vista jurídico; una acusación política que tiene como fin una condena indebida e injusta a Lula y Doña Marisa", señaló el abogado.

 El abogado también señala que uno de los motivos que esconde las acusaciones es impedir que Lula llegue a las elecciones del 2018. "Considero que hay un escenario de persecución y, más que eso, una intención real de apartar al expresidente Lula del escenario político y electoral", aseveró el abogado. 

(Fuente: TeleSURtv)

Enlace relacionado: