20160913072109-que-sucederia-si-la-clinton-abandona-la-candidatura.jpg

 

1:14:07 a.m. 

Hillary Clinton, candidata presidencial estadounidense del Partido Demócrata, aseguró este lunes en la red social Twitter que se siente "bien" y que retomará "en breve" la campaña electoral que tuvo que suspender a raíz de una neumonía. ¿Qué sucedería si la Clinton abandona la carrera electoral tras su diagóstico? (Foto: Clinton estuvo unos 90 minutos en los actos del 11-S, antes de retirarse). 

"Gracias a todos por sus buenos deseos. Me siento bien y mejorando", expresó Clinton en un mensaje, para seguidamente afirmar que se sentía "ansiosa por retornar. Espero verlos en breve". 

Como era de esperar por tratarse de una de las personas más escudriñadas del mundo por su aspirantura a la presidencia del país más poderoso del planeta, ha causado un revuelo global. De ahí que algunos tengan dudas y anden preguntándose ¿cómo afectará la salud de Clinton su candidatura?, y otros —sin dudas—estén urdiendo teorías conspirativas. 

La conspiración y las dudas 

Según la BBC, el contricante de la Clinton, el candidato republicano, Donald Trump, afirmó en agosto que Clinton carece de la "fuerza física y mental para combatir a Estado Islámico y a los muchos adversarios que enfrentamos". 

El lunes, Trump anunció que presentaría un informe detallado sobre su estado de salud. El magnate inmobiliario deseó a Clinton una pronta recuperación aunque deslizó que "algo sucede" con su salud. 

El mes pasado, la doctora Bardack dijo en una carta que la candidata estaba "en excelente estado de salud y en condiciones de servir como presidente de Estados Unidos". Agregó que Clinton logró recuperarse plenamente luego de una cirugía a la que se sometió en 2012 por un coágulo sanguíneo. 

Las “cosas” en perspectivas

James Rubin, quien trabajó en el Departamento de Estado durante la administración de Bill Clinton, y ahora es comentarista político, asegura que, en lo que se refiere a la salud de la candidata, "se deben poner las cosas en perspectiva".

"Clinton tiene 68 años, ha estado haciendo campaña sin descanso durante meses, prácticamente durante años si se considera que ha estado en el ojo público durante 25 años … y ha estado bajo un nivel de escrutinio que ningún ser humano ha tenido que enfrentar”, dijo Rubin a la BBC.

"De manera que sí, con una neumonía, algo le ocurrió, y tuvo que ser llevada a la casa de su hija y ahora está mucho mejor".

"Pero que la gente piense que esto es un asunto enorme, comparado con las escandalosas propuestas que ha hecho Trump... las cosas que ha escondido, como sus declaraciones de impuestos... (la salud de Clinton) es un asunto significativo, pero tenemos que mantenerlo en perspectiva", afirma James Rubin. 

Salud que falla en la recta final 

Lo peor de la neumonía de Hillary Clinton, no es la enfermedad en sí, sino el "sofoco" público que tuvo mientras participaba en la ceremonia de la Zona Cero por el decimoquinto aniversario de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001: “pareció desmayarse cuando era trasladada a su camioneta”, y debió ser ayudada por su equipo de seguridad”, comentaron fuentes locales, bien entrenadas para captar este tipo de detalles y difundirlos a la velocidad de la luz, como suele hacerse hoy en día gracias a internet con sus redes sociales y canales de vídeo.

Lo peor es que la neumonía ocurre en la recta final de una campaña electoral en la que ella busca convertirse, después de Ronald Reagan, en la persona más vieja en ser electa para un primer mandato como presidente.

No obstante con 70 años de edad —dos más que su oponente demócrata—, Donald Trump no está libre de preocupaciones médicas. “La única información sobre su salud procede de una nota escrita a las carrera por su médico”, de acuerdo con la BCC. 

El episodio de este domingo puede mantener a Clinton fuera de la campaña por unos pocos días y después desaparecer. Lo que no va a desaparecer son los rumores sobre su salud ni la vigilancia que sobre su persona, en lo delante de manera forma más atenta. 

Según las reglas… 

¿Qué sucedería con los demócratas si Clinton abandona la candidatura? 

Pues de acuerdo con lo reglamentado por el Comité del Partido Demócrata, durante una reunión especial cada miembro del partido tendrá que votar, y el ganador será el que obtenga la mayoría de votos. 

De ahí que expertos aseguren que los demócratas Joe Biden y Bernie Sanders podrían ser nombrados como pretendientes para el puesto. En ese caso, Tim Kaine, el actual candidato a  la vicepresidencia se mantendría como aspirante para ese cargo. 

Pero ellos no son preocupantes. Lo que le quitaría el sueño a cualquiera es que Donald Trump llegara a la presidencia del gran imperio del Norte, una nación donde en materia de política y libertades públicas pueden concurrir lo humano y lo divino. Y Trump, con de la Clinton, da un paso más hacia la Casa Blanca.

Esperamos que la candidata demócrata reanude sus actividades proselitistas en los próximos días, tras cumplir el reposo que le indicaron los médicos, como acaba de informar Brian Fallon, vocero de su campaña.

Dudas e interrogantes, quedan sobre la mesa. Pero de aquí al 8 de noviembre, quedarán despejadas. 

Recemos por Hillay Clinton. Entre dos males, ella sería el menor.