20160913015326-note7.jpg

 

7:53:48 p.m. 

Samsung Electronics anunció que retiraría del mercado 2,5 millones de teléfonos Galaxy Note 7 después de que encontraran fallas en las celdas de las baterías que provocaron incendios. Las baterías de iones de litio son la fuente de energía que permite el funcionamiento de la mayoría de los dispositivos modernos.  

Los problemas del Galaxy Note 7 finalmente han "calentado" a la empresa, que ha tomado una decisión drástica: la retirada del mercado de su nuevo dispositivo. 

La empresa sudcoreana emitió el viernes una retirada global de su nuevo teléfono Galaxy Note 7 debido a problemas con la batería del dispositivo. Este nuevo teléfono apenas ha estado a la venta unas pocas semanas en todo el mundo. 

Samsung dijo en un comunicado que había recibido 35 informes separados de problemas con las baterías en todo el mundo, lo que le lleva a iniciar una "investigación a fondo" del problema. La compañía ahora tendrá que concentrarse en identificar las "baterías afectadas" que se encuentren en el mercado. 

La compañía dijo también que reemplazará voluntariamente los Note 7 vendidos hasta el momento en las próximas semanas. Por ahora se desconocen los detalles del programa de sustitución de unidades. Sin embargo se sabe que al menos un millón de dispositivos ya están en las manos de los primeros compradores. 

Sepa mas sobre las baterías de litio y lo sucedido con el teléfono de Samsung 

Una batería de iones de litio es un acumulador potente y ligero que tiene partículas de iones de litio. Las partículas que están en las baterías van de ida y vuelta entre electrodos positivos y negativos cuando se cargan y se descargan. La ventaja para las empresas de Silicon Valley y Detroit es que las baterías no ocupan mucho espacio y se pueden recargar rápidamente varias veces sin desgastarse. 

¿En qué dispositivos se utilizan? Es muy probable que las encuentres todos los días. Están en teléfonos inteligentes, computadoras portátiles, autos eléctricos, aviones e incluso en cigarros electrónicos. Por supuesto, las que están en aviones y autos son mucho más grandes que las de los teléfonos. 

¿Cuál es el problema con las baterías de iones de litio? Para que las partículas de iones de litio se puedan mover con facilidad entre los electrodos, se presurizan compuestos químicos volátiles e inflamables dentro de las celdas de las baterías. El problema es que una batería genera calor cuando está cargada y se recarga. Si ese calor no se controla de manera apropiada, puede provocar que los compuestos que están dentro de la batería produzcan fuego o incluso exploten. Estos compuestos también se pueden volver inestables si algo perfora la celda de la batería. 

¿Qué sucedió con el teléfono de Samsung? Samsung comentó que creía que el problema vino de una “falla mínima” en la producción de las baterías. Una de las teorías era que el interior de la batería estaba enrollado de forma incorrecta, lo cual provocó una carga mayor. 

¿Qué cobertura tendrá la retirada del mercado? Samsung dice que remplazará teléfonos en 10 países donde se venden los dispositivos y que tardará cerca de dos semanas en producir los reemplazos. 

¿Qué otros productos han tenido problemas con las baterías? Las baterías han producido incendios dentro de teléfonos inteligentes, computadoras portátiles, autos eléctricos, tablas de dos ruedas (hoverboards) y aviones. 

En 2013, varios Dreamliners 787 de Boeing no despegaron porque una batería de iones de litio se prendió en fuego en Boston. Ese mismo año, las baterías de los autos eléctricos de Tesla quedaron bajo escrutinio después de que se produjeran al menos dos incendios. 

En mayo, el Departamento de Transporte de Estados Unidos prohibió el uso de cigarros electrónicos alimentados por baterías en vuelos y que estos estuvieran dentro de los equipajes documentados. En julio se retiraron del mercado más de medio millón de hoverboards porque hubo al menos 60 incendios. 

Si las baterías son problemáticas, ¿por qué las empresas siguen utilizándolas? La tecnología de las baterías ha avanzado lentamente, sobre todo porque los productos deben pasar rigurosas pruebas de seguridad. Los iones de litio son de bajo costo y se pueden reproducir con facilidad. Y, sobre todo, son muy seguros. Aunque los incendios y las explosiones son potentes, los incidentes no son frecuentes, si se considera cuántas baterías de iones de litio se hacen y venden cada año. 

(Fuente: CNET)