20160905061003-mariachis.jpg

 

12:09:43 p.m. 

Cuando el mundo del arte llora todavía al destacado cantante mejicano Juan Gabriel, y su pueblo se apresta a recordar el independentista Grito de Dolores, resulta oportuno reseñar el especial vínculo de los cubanos con la música de la nación azteca. 

El comienzo se pierde en la bruma de los tiempos, pero lo cierto es que entre las tradiciones cubanas está la de escuchar música típica mejicana. 

Una prueba notable de ese amor a los corridos y rancheras, constituye la presencia de programas dedicados a difundir el pentagrama del campo azteca en casi todas las radioemisoras provinciales y municipales de la mayor isla de las Antillas. Muy conocido es el programa Mañanitas mejicanas, de la emisora villaclareña CMHW).

Cada espacio dura, al menos, media hora, y algunos acompañan la música con saludos a oyentes, felicitaciones por cumpleaños, datos históricos y geográficos del país hermano, y otros elementos. 

El programa más longevo de Radio Bayamo, la planta principal de la oriental provincia de Granma, se llama Voces de Méjico y fue inaugurado el 10 de octubre de 1947, afirman varias fuentes. 

En la ciudad de Bayamo, capital del territorio, se realiza desde 1995 el encuentro anual de mariachis cubanos Por las huellas de Méjico. 

A mediados del 2005, esta urbe resultó la primera de Cuba  donde fue creada una escuela para formar mariachis, conjuntos que interpretan los ritmos tradicionales del hermano país. 

Gracias a ese plantel, en el año siguiente Granma sería la primera provincia con una de dichas agrupaciones en cada municipio. 

Los mencionados grupos están incluidos en los programas habituales de radioemisoras, centros nocturnos, plazas públicas y comunidades del territorio. 

Así de fuerte es el amor de los cubanos por la música tradicional de Méjico. 

Según publicaciones internacionales, el país azteca inauguró en 2013 su primera escuela profesional de mariachi. 

Las fuentes agregan que los orígenes de este tipo de grupo se remontan al siglo XIX, y en 2011 la Organización de las Naciones Unidas Para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) lo incluyó en la lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. 

Estiman, además, que sólo en Estados Unidos funcionan cerca de 300 centros y escuelas donde se enseña la música mariachi y que los japoneses y los colombianos son quienes más gustan de estos grupos tradicionales. Pero hay también mariachis croatas, franceses e italianos, entre otros, precisan. 

Los cubanos no deben faltar en esa relación. 

(Fuente: ACN)