20160830213224-juanramon-quintana.jpg

 

3:30:31 p.m. 

Los mensajes de violencia y muerte no atemorizan al gobierno de Bolivia, encabezado por Evo Morales, afirmó el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana. 

La afirmación de Quintana tiene como telón de fondo el asesinato del viceministro de Régimen Interior Rodolfo Illanes, perpetrado por cooperativistas mineros la semana pasada. 

El mensaje dejado por los autores del crimen está equivocado, desquiciado para en un contexto de transformaciones profundas, subrayó Quintana. 

Ningún acto que este presidido por la violencia o por la muerte va a atemorizar o intimidar al gobierno nacional, recalcó. 

El ministro de la Presidencia consideró que la acción de los cooperativistas mineros está sustentada en la codicia de algunos de sus dirigentes que intentaron chantajear al Estado con sus medidas irracionales. 

’Yo lo que podría llamar es la codicia minera, este afán desmedido de acumular riqueza por un lado y que obliga a la organización minera a intentar extorsionar y chantajear al gobierno para recuperar sus ingresos económicos que tenían hace dos o tres años cuando empezaron a caer los precios de los minerales’, remarcó. 

Quintana reveló que entre las demandas de los dirigentes mineros privados estaba el pedido de cuotas de poder dentro del gobierno de Morales. 

(Fuente: PL)