20160616132624-banco-metropolitano.jpg

 

6:45:24 a.m. 

A la Mesa Redonda de la TV Nacional acudieron directivos del Banco Central de Cuba (BCC), del Banco Popular de Ahorro (BPA), del  Banco de Crédito y Comercio (BANDEC) y del  Banco Internacional de Comercio S.A (BICSA). 

Ofrecieron información medular sobre los servicios que ofrecen, estructura y el trabajo que realizan para garantizar el comercio exterior. Hoy responderán preguntas de la población sobre este importante tema. Cubavisión, Cubavisión Interna­cio­nal y Radio Habana Cuba transmitirán este pro­grama desde las 7:00 p.m. y el Canal Educativo lo retransmitirá al final de su emisión del día. 

A continuación un resumen de lo abordado, y publicado hoy en el portal Cubadebate: 

Banca cubana: por el equilibrio económico y el desarrollo ordenado de la economía

Al iniciar su intervención en la Mesa Redonda, la Viceministra Primera del Banco Central de Cuba (BCC), Irma Martínez Castrillón recordó que hasta principios de los ochenta sólo operaba el Banco Nacional de Cuba. Esta entidad concentraba las actividades del Banco Central, el Banco de Inversiones, y toda la operación comercial (servicios a la población, financiamiento a la economía y los servicios y las relaciones financieras internacionales). 

Más adelante explicó, que en 1983 se decide crear el Banco Popular de Ahorro (BPA) especializado en impulsar el desarrollo del ahorro monetario de la población y la ejecución de una incipiente política en materia de créditos personales. Mientras que en 1996 surge el Banco Metropolitano. 

Sin embargo, fue 1997 el año donde ocurre una reorganización importante dentro del sistema bancario cubano y surge el Banco Central de Cuba (BCC), enfatizó Martínez Castrillón. 

“La creación del Banco Central de Cuba el 28 de mayo de 1997 dotó al país de una institución capaz de concentrar sus fuerzas en la ejecución de las funciones básicas de la banca central y dejó establecido en el sistema bancario dos niveles: el BCC y un grupo de bancos e  instituciones, capaces de dar respuesta  a las necesidades del desarrollo de las relaciones económicas internas y externas del país”, agregó. 

En este propio sentido enfatizó que el Banco Central tiene como objetivo velar por la estabilidad del poder adquisitivo de la moneda nacional y tiene el derecho exclusivo de la emisión de la misma. 

Ahondó que es deber de esta institución contribuir con el equilibrio económico y el desarrollo ordenado de la economía, a partir de la administración de las reservas del país. 

En la actualidad el sistema bancario está compuesto por 9 bancos, 14 instituciones financieras no bancarias nacionales, 9 oficinas de representación de instituciones financieras extranjeras y una en trámite de registro por lo que serían 10 en breve y 3 oficinas de representación de instituciones financieras no bancarias extranjeras.

La Viceministra Primera del Banco Central de Cuba (BCC), Irma Martínez Castrillón concluyó que entre las acciones que desarrolla en la actualidad el BCC se encuentra el perfeccionamiento del mismo y del sistema bancario. 

“Debemos enfatizar que nos encontramos en un proceso de modernización del sistema de pagos, sus canales e instrumentos; en correspondencia con la estrategia del país y la disponibilidad de recursos. Además realizamos un fuerte proceso de capacitación de nuestros directivos y funcionarios a todos los niveles.” 

La Banca por dentro 

Banca cubana: por el equilibrio económico y el desarrollo ordenado de la economía

En otro momento del espacio radiotelevisivo, Yamile Berra Cires, vicepresidenta del Banco Central de Cuba explicó las diferencias entre el Banco Nacional de Cuba y la institución a la cual ella pertenece (BCC). 

Sobre este tópico aclaró primeramente, que los bancos centrales son instituciones que atienden las políticas monetarias y prestan servicios al resto de los bancos que funcionan al interno de la economía. “El banco de los bancos”. 

Retomando uno de los aspectos abordados anteriormente por la Viceministra Primera del BCC, al referirse a que la función principal de dicha institución es velar por la estabilidad del poder adquisitivo de la moneda nacional, Berra Cires expresó que se controla la cantidad de dinero que circula en la economía. 

“Controlando la cantidad de dinero que circula en la economía evitamos que crezca de una manera desmedida los precios.”

Al referirse a las acciones que se acometen con relación a la actualización del modelo económico cubano,la funcionaria expresó que son dos las líneas estratégicas:

  • El ordenamiento monetario
  • Rescatar el valor de la moneda nacional 

Sobre el primer aspecto, argumentó que se trabaja en conjunto con otros organismos como el Ministerio de Economía y el Ministerio de Finanzas y Precios con los cuales lleva a cabo políticas que permitan apoyar al sistema productivo cubano.

Más adelante informó que el BCC establece que un porcentaje de los depósitos de los clientes tienen que estar en el banco como una reserva obligatoria.

“Esta reserva obligatoria tiene funciones fundamentales, una de ellas como hemos mencionado es controlar la cantidad de dinero circulante y la otra es servir como respaldo a los depósitos de nuestros clientes en los bancos comerciales.”

La vicepresidenta del Banco Central de Cuba advirtió además que existe un mercado interbancario que es como “un mercado mayorista”.

“En este mercado los bancos se prestan dinero entre ellos, siendo sumamente importante pues dota de liquidez al sistema bancario”.

Berra Cires concluyó que se trabaja además junto con los otros organismo rectores en el tema de la unificación de la dualidad cambiaria y monetaria.

La Banca de cara al pueblo… hablemos de servicios y calidad

Banca cubana: por el equilibrio económico y el desarrollo ordenado de la economía

Más adelante en la Mesa Redonda, Ileana Estévez Bertematy, Presidenta del Banco de Crédito y Comercio (BANDEC), comentó que el sistema bancario cubano está organizado en dos niveles: Banco Central y el negocio bancario que está ligado directamente con los clientes (naturales y jurídicas). En este segmento también se incluyen aquellas personas naturales que realizan actividades productivas o de servicios.

“Los servicios que están vinculados a las personas naturales, suman hasta el momento más de 5,7 millones de cuentas de ahorros, de ellas, alrededor del 50% están asociadas a tarjetas magnéticas. Todo esto tiene que ver ya con el proceso de informatización del proceso bancario. En el último trimestre estas cartillas crecieron en más de 100 mil. Es decir, se puede apreciar que hay una tendencia importante hacia ese servicio”.

Las cuentas de ahorro, comenta la presidenta de BANDEC, pueden ser de diferentes tipos. Está la llamada A la vista, conocida como la libreta de ahorros. A término, destinada a las personas que quieren ahorrar sin extraer dinero durante un tiempo determinado. Las cuentas de formación de fondos, que consiste en la retención de una parte del salario del trabajador, evitando que el cliente puede ahorrar sin acudir a la sucursal bancaria. Y la tarjeta magnética.

“El país cuenta hoy con más de 700 cajeros automáticos”

Ileana Estévez enfatizó que uno de los servicios más demandados en la actualidad, por el impacto social que tiene, es el otorgamiento de subsidios por acciones constructivas, que se realiza por parte de los Consejos de Administración Municipales.

“Otro de los servicios prestados por el banco son los créditos personales para la obtención de materiales de construcción, módulos de cocción, damnificados, entre otros”.

Estévez Bertematy señaló que el servicio de préstamos a personas naturales o jurídicas, sólo se concederá si puede demostrar que va a tener una fuente de ingreso capaz de devolver el dinero al banco.

“Entre otros servicios destacan el pago a los jubilados, pagos de servicios como son el teléfono y la electricidad, que se pueden hacer por la tarjeta magnética o la banca telefónica y las transferencias nacionales e internacionales, entre otros servicios, se han podido asumir gracias al proceso de informatización que está llevando a cabo el banco”.

Servicios bancarios para personas jurídicas:

  • Cuentas bancarias: corrientes, de ingresos, de gastos y otras específicas.
  • Tramitación de efectos: cheques, órdenes de transferencia.
  • Órdenes de cobro sin aceptación (UNE, ETECSA).
  • Operaciones con letras de cambio y pagarés.
  • Cartas de crédito (nacionales e internacionales).
  • Financiamientos (créditos a corto, mediano y largo plazo, descuento de efectos, leasing).
  • Administración de fondos.
  • Banca electrónica- conexión banco-cliente.
  • Recaudación de impuestos y contribuciones al Presupuesto del Estado. 

Sobre los servicios bancarios para personas jurídicas, la presidenta de BANDEC destacó la Atención a Sectores Priorizados, la cual está destinada al financiamiento y el apoyo al sector agropecuario.

“Este fondo de desarrollo está destinado a la producción de arroz, frijoles, viandas, frutas, ganadería y producción de viandas y hortalizas en municipios donde se ubican las principales ciudades y otros con programas específicos”.

Al referirse a las relaciones de la banca con el sector cuentapropista, comentó que han logrado llegar a más de 18 mil trabajadores, con un nivel de financiamiento que ronda los 600 millones de Cup, y con un promedio de 30 mil pesos por trabajador.

“En cuanto a las cooperativas, pueden operar igual que cualquier otra persona jurídica, y aunque todavía esta es un área experimental, ya se han logrado grandes financiamientos a algunas empresas”.

Más adelante, Ileana Estévez agregó que hay créditos bancarios para el financiamiento de inversiones, aprobados en los planes de la economía en los diferentes sectores, tales como modernización de plantas industriales, sistemas de riego, equipamiento y otras obras como en la Zona Especial de desarrollo del Mariel.

La Banca cubana con miras al Comercio Exterior

Banca cubana: por el equilibrio económico y el desarrollo ordenado de la economía

Según detalló José Alari Martínez, Presidente del Banco Internacional de Comercio S.A (BICSA) existen  Bancos enfocados fundamentalmente a las operaciones del Comercio Exterior cubano.

“Para ello, los bancos cubanos establecen relaciones con sus homólogos en el extranjero a través de convenios, en los cuales se aceptan mutuamente hacer relaciones a nombre del otro banco  o lo que se le llama también relaciones de corresponsalía”.

El directivo enfatizó que las corresponsalías son bancos en los cuales Cuba abre sus cuentas corrientes en diferentes divisas, y que son empleadas para realizar los pagos a la orden de clientes a los suministradores que hayan importado mercancía o cuentas donde se reciben los ingresos de las exportaciones que hagan los empresarios cubanos.

Alari Martínez agregó que estos bancos permiten la gestión, negociación y utilización de líneas de financiamientos externos —la carta de crédito—, para las empresas de comercio exterior en plazos a un año, para la importación de equipos, materia prima, productos para el consumo social, etc., para el cumplimiento de los planes económicos del país.

Agregó además que a través de estos bancos el país gestiona y negocia la utilización de líneas de financiamientos externos a mediano y largo plazo, para proyectos de desarrollo e inversiones, para apoyar la reproducción ampliada y el encadenamiento productivo de la economía.

Una piedra en el camino: el bloqueo

Banca cubana: por el equilibrio económico y el desarrollo ordenado de la economía

En los minutos finales de la Mesa Redonda, la Viceministra Primera del Banco Central de Cuba (BCC), Irma Martínez Castrillón expresó que en medio de un contexto desfavorable en cuanto a la situación económica internacional Cuba ha ejecutado un conjunto de acciones encaminadas al saneamiento de las finanzas externas y en particular el reordenamiento de la deuda.

“Durante el año 2015 y el presente se continúa el proceso de reordenamiento de las obligaciones externas como continuidad al proceso que venimos acometiendo desde el 2010, habiéndose materializado varios procesos de renegociaciones y encontrándose en diversas etapas otros procesos que van a conllevar a aliviar el servicio o pago de la deuda externa del país en los próximos años”.

Martínez Castrillón resaltó que estas acciones van encaminadas a la apertura de nuevas fuentes de financiamiento a mediano y largo plazo de las agencias de ayuda al desarrollo, de las agencias de seguro a las exportaciones y de otras instituciones de similar naturaleza de los países acreedores.

“Sin embargo no debemos obviar en lo más mínimo el obstáculo que en cualquier sentido significa el bloqueo norteamericano aún vigente y su aplicación extraterritorial  para el sistema bancario cubano”.

La directiva destacó que las modificaciones a las regulaciones del bloqueo emitidas en 2015 y 2016 son pasos en la dirección positiva, pero son insuficientes.

“El comercio continúa en un solo sentido, permanecen las restricciones para establecer las relaciones bancarias directas con la banca norteamericana y se mantienen fuertes temores en las instituciones financieras, que suelen ser más cautelosas que las comerciales,  a desarrollar relaciones con Cuba por las multas que han sido impuestas a varias de ellas” finalizó.

El bloqueo nos obliga a:

  • Esfuerzo y constante búsqueda de rutas para realizar los pagos al exterior, la negativa o retraso de bancos a realizar operaciones de bancos cubanos a causa de las irracionales medidas vigentes del gobierno de los E.U, el bloqueo económico y derivando también en altos costos financieros.
  • Los mayores costos financieros que deben asumirse por la clasificación de riesgo país, debido a todas las anteriores consecuencias de las medidas del gobierno de E.U.