20160425201659-ecuador-terremoto.jpg


2:20:23 p.m.

Este viernes ingenieros comenzaron a recorrer las zonas devastadas en Manabí y el sur de Esmeraldas a fin de realizar un análisis de los daños.

Ha pasado más de una semana de aquel terremoto de 7,8 que vivió Ecuador y van 655 personas muertas, 6 mil 601 heridos, 48 desaparecidos, además se han registrado más de 700 réplicas de hasta más seis grados de magnitud, algo que según el Instituto Geofísico ecuatoriano es normal y destaca que aún se esperan otras 10.

Ante este panorama, el Gobierno de Ecuador, liderado por Rafael Correa, no ha dejado de dar esperanzas y ánimo a la población, a quienes les ha prometido salir adelante.

Es así como ingenieros comenzaron este viernes a recorrer las devastadas provincias de Manabí y el sur de Esmeraldas, con el fin de diagnosticar y marcar las edificaciones que quedaron en pie y con posibilidades de recuperación o en caso contrario demolición.

Asciende a 655 la cifra de muertos por terremoto en Ecuador         

Mientras este equipo realiza esta tarea, otro está enfocado en la atención a más de 29 mil 067 personas necesitadas de albergue, así como en la búsqueda de más sobrevivientes o cuerpos sin vida.

La Secretaría Nacional de Gestión de Riesgo informó que 113 ciudadanos fueron rescatados con vida de entre los escombros, además han brindado 17 mil 638 atenciones en salud.

Aunado a ello, el Estado entregó al Parlamento el proyecto de Ley Solidaria y de Corresponsabilidad Ciudadana por las Afectaciones del Terremoto, con carácter de urgente en materia económica, con la que podrán crear mecanismos de financiamiento para atender, ayudar y reconstruir las provincias afectadas.

Asimismo, el Presidente de la nación decretó el pasado sábado ocho días de duelo nacional en honor a las víctimas.

Rafael Correa destacó que la primera etapa postdesastre en la que se debe garantizar la salud y la vida de los mayores perjudicados por el sismo se ha cumplido muy bien, por lo que están enfocados en proporcionar mejores albergues para quienes lo perdieron todo, mientras se reconstruyen los poblados en Manabí y el sur de Esmeraldas.

El terremoto que sacudió a Ecuador es uno de los de mayor intensidad registrados en América Latina en los últimos 20 años. Ocurrió entre los balnearios costeros de Cojimíes y de Pedernales (norte), en la provincia de Manabí y cerca de Esmeraldas, donde también se sintió el impacto de las réplicas.

Correa ha cifrado los daños materiales en unos tres mil millones de dólares. "Las pérdidas son multimillonarias, yo calculo, grosso modo, tres mil millones de dólares, un tres por ciento del Producto Interno Bruto y eso significa reconstrucción de años. Es una lucha larga, por eso invito a no desanimarnos".

(Fuente: TeleSURtv)