4:24:14 p.m.

“Le solicité al Congreso que levante el embargo. El embargo es una carga obsoleta sobre el pueblo cubano”, dijo el Presidente de los Estados Unidos Baracak Obama al pronunciar un discurso ante representantes de la sociedad civil cubana, en el Gran Teatro de La Habana “Alicia Alonso”, una de las últimas actividades de su visita oficial a la Isla.

“Lo que hacía EEUU no estaba funcionando y había que ser valiente para reconocerlo. Tenemos que reconocer que la política de aislamiento no tiene sentido en el siglo XXI”, aseguró al auditorio, entre quienes se encontraban el Presidente cubano Raúl Castro. 

He dejado claro que EE.UU. no cuenta con la capacidad de imponer cambios en la isla. No vamos a imponer nuestro sistema. Sabemos que cada pueblo debe forjar su destino y tener su propio modelo, dijo. 

“Sin embargo, podemos hablar de lo que yo creo. No los puedo obligar a que ustedes estén de acuerdo. Los ciudadanos deben ser libres de poder manifestarse sin temor y criticar a su gobierno. Creo que las personas deberían tener peso ante la ley”, añadió el Presidente, quien habló a continuación de “democracia”, “derechos humanos” y otros conceptos usuales en la retórica gubernamental estadounidense. 

“Nadie puede negar el servicio que miles de médicos cubanos han llevado a los pobres, a los que sufren”, y propuso seguir la colaboración con Cuba, como la que se produjo durante la epidemia del ébola en Africa.  Reconoció también el papel de Cuba como mediador en los esfuerzos de paz en Colombia, y recordó que él y Raúl estuvieron juntos honrando a Nelson Mandela, en Johannesburgo. 

En su segundo y último día en la isla, Obama comenzó su discurso con “Cultivo una rosa blanca”, citando al prócer José Martí en un poema dedicado a los “amigos sinceros”. 

Obama llegó al Gran Teatro Alicia Alonso de La Habana, donde fue recibido a la entrada por el presidente Raúl y saludó también a la directora del Ballet Nacional de Cuba, la legendaria bailarina Alicia Alonso; así como al canciller cubano, Bruno Rodríguez. 

Obama ofreció su discurso desde el escenario del Gran Teatro donde lucían dos grandes banderas, la cubana y la estadounidense, en el telón de fondo, más otras dos detrás del atril. 

(Fuente: Cubadebate)

Enlaces relacionados: