20160228051114-libro-eco-postumo.jpg


11:10:04 p.m.

"Pape Satan Aleppe", el libro póstumo de Umberto Eco que salió hoy en las librerías Italia, vendió en pocas horas 75 mil copias.

El libro fue publicado por la "La Nave di Teseo", la casa editorial a la que Eco, fallecido en Milán a las 84 años hace una semana, dedicó gran parte de su tiempo en los últimos meses.

El semiólogo y escritor italiano fundó la editorial junto a Elisabetta Sgarbi, quien hoy al comentar las ventas del libro destacó que "es algo muy lindo para Eco".

El subtítulo de la obra, de 470 páginas, es "Crónicas de una sociedad líquida", que retoma el concepto clave planteado estos años por el filósofo polaco Zygmunt Bauman.

El libro recoge ensayos sobre la actualidad e incluye diferentes materiales, algunos de los cuales son las "Bustine di Minerva", la sección de una página que Eco escribía habitualmente en el semanario italiano L'Espresso desde el 2000.

"Las Bustine que he recogido en este libro son aquellas que consideré recuperables, reflexiones sobre fenómenos de nuestra sociedad líquida" en la que el "hombre vive desde hace unos quince años", indicó tiempo atrás el autor de "El nombre de la rosa". Eco trabajó hasta poco antes de su muerte en la preparación de "Pape Satan Aleppe", cuyo título se inspira en un verso de Dante Alighieri e indica precisamente toda la confusión y "la desconexión" en la que el hombre vive hoy día.

En el prefacio del libro el famoso semiólogo italiano explica que las palabras elegidas para el título "confunden las ideas y pueden generar cualquier tipo de diablura: precisamente por esta razón me pareció muy indicado como título".

Eco afronta en el libro temas como el derrumbe de las ideologías, de los partidos y de las memorias, en un mundo en el que se ha perdido la certeza del derecho y dominado en cambio por un individualismo desenfrenado, el consumismo y la obsesión por el aparecer. "Es un libro de ensayos de actualidad, importante, de 470 páginas, con muchos materiales", adelantó recientemente a la prensa italiana Eugenio Lio, de la editorial La Nave de Teseo.

Y destacó que Eco "escribía de un modo en el que estaba todo adentro: desde el entretenimiento hasta el análisis de la vida de todos los días, no sólo política, social y cultural, sino también la tecnológico, que abordaba como semiólogo de grandísimo talento literario".

El editor Mario Andreose sostuvo que el libro también "analiza la identidad del papa Francisco: para él no es un jesuita argentino, sino paraguayo, porque los jesuitas de Sudamérica en 1600 se fueron a Paraguay como consultores de los indios guaraníes para sacarlos de la esclavitud. Tenía mucha estima por este Papa".

"Umberto había visitado hace un par de semanas por primera vez la editorial. Estaba con su mujer, Renata. Se sentó en la sala de reuniones, que era su oficina. Estaba satisfecho, feliz de haber comenzado una nueva, enésima empresa. Hasta hace poquísimos días había participado de la puesta en marcha de la editorial", escribieron los editores Andreose y Sgarbi.

"Corrigió los borradores de su libro. Nos solicitó que le recomendáramos al impresor usar una buena tinta. En fin, fue siempre él hasta el final", recordaron.

(Fuente: ANSA)