20160207145026-cuba-mexico.jpg

 

8:48:38 a.m. 

La selección representativa de México, Venados de Mazatlán, puso fin al sueño cubano de llegar a la final de la Serie del Caribe 2016. 

Los aztecas vencieron con facilidad a los Tigres de Ciego de Ávila, que contaron con un pitcheo que otra vez estuvo muy distante de la calidad requerida en este tipo de eventos. Además, la poca oportunidad de los bateadores de la Isla volvió a afecatar el juego de los dirigidos por Roger Machado. 

El marcador final fue 7×2. De esta forma, los mexicanos vengan la derrota en la final del año pasado, cuando Vegueros de Pinar del Río obtuvo el título al vencer 3×2 a los Tomateros de Culiacán. 

El diestro Vladimir Baños fue el legido para abrir este partido clave, pero al menor parapadeo que tuvo, Machado no se lo pensó para removerlo del box. Después de avanzar tres entradas en calma, la inestabilidad llegó en el cuarto episodio. 

El también pinareño, Liván Moinelo, fue el encargado de sustituirle, pero esta vez falló en su intento de apaciguar la ofensiva rival. En esa entrada Baños y Moinelo permitieron dos jits y tres boletos que se reflejaron en tres carreras para los Venados. 

A partir de ese momento comenzó el desfile de lanzadores cubanos hasta que México acumuló la ventaja suficiente como para relajar sus bates. 

Yander Guevara recogió el testigo al iniciar la quinta pero abandonó la lomita un inning después. Luego subió al box Yoanni Yera, que sacó otros tres outs. Sus sustituto, Yaifredo Domínguez, lo hizo peor aún y apenas enfrentó a cuatro bateadores. Finalmente Wilber Pérez, a quien le tocaba abrir por la rotación, fue el que terminó el juego cuando los mexicanos respiraban tranquilos con siete carreras en su score. 

Por Cuba, descontaron Osvaldo Vázquez al empujar a Lourdes Gurriel (4×1) y Alfredo Despaigne al hacer lo mismo con Yuliesky Gurriel (7×2). 

Mañana disputaran la final los Venados de Mazatlán, único invicto del torneo, y los Tigres de Aragua (Venezuela), que vapulearon 13×3 a los Cangrejeros de Santurce de Puerto Rico. 

Por su parte, Cuba queda en el cuarto lugar, por detrás de los boricuas y encima de los domincanos. Los avileños se marchan con balance total de una victoria y cuatro derrotas. Su papel en el torneo, a expeción del juego de ayer frente a los quisqueyanos, cierra con recorrido decepcionante al sumar apenas nueve carreras a favor por 33 en contra. 

Ninguno de los equipos que ha representado a esta nación en el torneo caribeño, ha terminado con más victorias que derrotas: Villa Clara (1-3), el campeón Pinar del Río (3-3) y Ciego de Ávila (1-4). 

(Fuente: Cubadebate)