20160116151822-havana-club.jpg


9:12:13 a.m.

Una vieja querella "de los rones" terminó al decidirse en Estados Unidos que la firma Havana Club es propiedad de Cuba, lo cual abrirá las puertas de ese mercado a la marca de ron cuando caiga el embargo.

Según se anunció hoy en La Habana la "batalla" de dos décadas finalizó cuando la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos decidió que es Cubaexport, una empresa estatal de la isla, la que tiene el derecho de usar esa marca en Estados Unidos.

El fabricante francés de licores Pernod Ricard es el socio cubano para la distribución mundial de ese ron. El portal digital de La Habana Cubadebate subrayó hoy que "el martes, Cubaexport presentó una licencia que autoriza el pago de su cuota de presentación para la renovación del registro de 2006, así como todas las demás transacciones necesarias renovar y mantener el registro". "Al día siguiente, el registro de la marca se renovó", acotó.

El fallo tiene el relieve de anunciarse cuando ambas naciones desarrollan un "deshielo" en sus relaciones desde hace poco más de un año, tras casi 60 años de un conflicto bilateral que causó desde enfrentamientos bélicos hasta peleas por patentes.

La gran perdedora tras el fallo es la licorera Bacardí que en 1994 había solicitado a la misma entidad estadounidense una licencia para manejar su propio ron bajo la marca de Havana Club, lo que Cuba y la Pernod Ricar consideraron como una usurpación de la suya, surgida en 1993 y con permiso de comercialización en más de 120 países.

Antes, en 2011, la Barcardí hizo un intento en España para controlar la marca en ese país, pero perdió también la disputa de propiedad intelectual.

Durante casi 20 años, la querella incluyó demandas cubanas ante el Órgano de Solución de Diferencias de la Organización Mundial de Comercio (OMC), en Ginebra, con el apoyo de un grupo de países que acusaban a Estados Unidos por permitir la "usurpación" de marcas en su territorio.

La Corporación Havana Club International S.A., establecida con capitales estatales cubanos y de la Pernod Ricard ya lanzó recientemente un nuevo ron, el Havanista, con la finalidad de registrarlo en el mercado de los Estados Unidos para venderlo allí cuando las leyes de ese país con respecto a Cuba lo permitan.

Un adelanto de lo que pudiera pasar en ese sentido lo reflejó una medida del presidente Barack Obama cuando anunció su nueva política sobre Cuba en diciembre de 2014, al autorizar a los estadounidenses que visiten la isla a comprar e importar a sus regresos rones y habanos cubanos, entre otras mercancías, para consumo personal.

"El mercado de Estados Unidos representa el 40% de bebidas espirituosas Premium y de ron y por tanto tener la posibilidad de "entrar" es obvio que es muy atractivo", dijo el año pasado a ANSA Sergio Valdés Dorta, director de Exportaciones de la empresa mixta cubano-francesa Havana Club. Dorta afirmó entonces que "la entrada a ese mercado tendría un fuerte impacto en nuestra marca".

Actualmente el mayor peso de las ventas de Havana Club está en Europa, con Alemania a la cabeza y tres mercados europeos muy importantes que son Francia, Italia y España.

(Fuente: ANSA)