20160106121956-retrospectiva-de-lam.jpg

 

6:03:15 a.m. 

El Centro Pompidou, de París, y otras dos pinacotecas, organizan la mayor retrospectiva de quien fuera uno de los pintores más importantes del pasado siglo. 

Unas 300 piezas de la autoría del cubano Wifredo Lam (1902-1982) se presentarán para el 2016 en Europa, donde la resolución multicultural del pintor absorbe la atención del público. 

El Centro Pompidou, de París, y otras dos pinacotecas: el museo Reina Sofía, de Madrid y la Tate Modern, de Londres, organizan la ma­yor retrospectiva —tras la monografía póstuma—  de quien fuera uno de los pintores más importantes del pa­sado siglo. 

Entre pinturas, dibujos, grabados y cerámicas, además del material de archivo y fotografías, discurre la muestra que acoge desde el 30 de septiembre pasado, y hasta el 15 de febrero el centro parisino.

Al circunscribir la personalidad e impronta mestiza de Lam, el Pompidou se refirió en términos de singular y paradójico, lo cual aumenta las expectativas para la sede es­pa­ñola, preparada para recibir la mues­tra entre abril y agosto, para sucederla luego al Tate Modern, desde septiembre hasta enero del 2017. 

Precisamente desde los malentendidos acerca de la figura y la obra de Lam se articula la actual monografía, según explican los organizadores, encargada de disipar “entusiasmos reductores” ante un universo complejo “que se inventa y se articula entre diversos espacios geográficos y culturales”. 

Serán estas condicionantes, la cubanidad de Lam, y las otras características implícitas de su obra, como el secreto, y las lecturas acerca de sus orígenes y su tránsito irregular por el mundo, las que atraviesen esta antología y la lleven en hombros hasta los sitios pactados. 

(Fuente: Granma/Cubadebate)