20160102002053-templosatanico-colombia-2.jpg

 

6:08:48 p.m. 

El satanista Víctor Damián Rozo creó en la localidad colombiana de Quindío el primer templo de adoración a Lucifer en Colombia. 

Víctor Damián Rozo se presenta en internet como “brujo santero hechicero espiritista”. Su adoración a Lucifer se debe a que “es nuestro ángel de luz que se rebeló ante el gran dictador que para nosotros es Dios”. 

El fundador del templo satánico colombiano ha dicho en otras oporunidades que él hace “todo tipo de trabajos: desde traer de vuelta amores imposibles hasta pactos con el diablo. A Satanás le gustan los sacrificios. Con sangre, de un ser vivo. De un animal como lo puede ser una oveja, un búfalo, una cabra o una gallina”. 

La Iglesia se pronuncia 

Mons. Pablo Emilio Salas, Obispo de Armenia, a cuya jurisdicción corresponde Quindío, advirtió en un mensaje recogido por el diario Crónico del Quindío que “asociarse a Satanás no puede traer consigo otra cosa que unirse a su acción destructora de la felicidad del hombre”. 

“Cualquier forma de culto satánico es una opción por el diablo frente a la fe en Dios, algo que aparta radicalmente al ser humano de la comunión con quien lo ha creado y lo quiere salvar”, señaló. 

El Prelado alentó a los fieles a vivir “con autenticidad nuestra fe y rechacemos toda forma de pecado y seducciones engañosas del demonio”. 

“La vida cristiana es un combate, una permanente lucha contra el mal. Siempre estaremos combatiendo contra el enemigo que pretende separarnos de Dios”, indicó. 

(Fuente: ACI/EWTN Noticias) 

Enlace relacionado: