20151116131703-g-20-turquia.jpg

 

7:16:07 a.m. 

Mientras París aún se recupera de la conmoción de los atentados múltiples del viernes, el fenómeno del terrorismo a escala internacional ocupa la reunión del G20 en Antalya, Turquía. 

Los sucesos en Francia han ensombrecido el encuentro que reú­ne a los países más desarrollados y a importantes naciones emer­gentes para de­batir aspectos como la reactivación de la alicaída economía mundial. 

La canciller alemana, Angela Merkel, destacó la disposición de to­­dos los países del grupo de hacer frente a toda forma de terrorismo. 

“Desde la cumbre del G20 enviamos una clara señal de que somos más fuertes que cualquier forma de terrorismo”, señaló. 

La mandataria germana también se refirió a la migración sin precedentes desde la Segunda Guerra Mun­dial que vive Europa, precisamente desde países afectados por la violencia y que han  sufrido in­tervenciones militares de occidente. “Tenemos que convertir la ilegalidad en legalidad”, dijo Merkel citada por DPA. 

Entretanto, Xinhua reporta que el ministro de Relaciones Ex­te­riores de China, Wang Yi, pidió a la comunidad internacional formar un frente unido para combatir al terrorismo tras los ataques en París. 

El presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, se refirió a aspectos como la financiación del terrorismo, prestar más atención a los procesos de radicalización, mayor control de fronteras, vigilancia de la propaganda extremista en Internet o el problema de los combatientes retornados. 

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su homólogo de Rusia, Vladimir Putin, en medio de tensiones por los conflictos en el es­te de Ucrania y Siria, tuvieron una reunión de más de 30 minutos al margen de la cumbre del G20. 

La Casa Blanca informó que el encuentro de 35 minutos se enfocó en las conversaciones para poner fin a la guerra civil en Siria. 

Los presidentes coincidieron en que la transformación política en Siria debe ser llevada a cabo por el pueblo sirio, informó un portavoz de la Casa Blanca estadounidense citado por Sputnik. 

“El presidente Obama y el presidente Putin acordaron que la transformación política debe ser realizada y controlada por los propios sirios y que debe ser precedida por conversaciones entre la oposición y el régimen mediadas por la ONU, así como por el alto el fuego”, añadió el funcionario. 

Entretanto, el asesor del  Kremlin, Yuri Ushakov, afirmó que persisten “divergencias sobre la táctica” para combatir al Estado Islámico (EI). 

Moscú y Washington tienen “objetivos estratégicos muy cercanos para la lucha contra el EI, pero persisten divergencias sobre la táctica”, declaró Ushakov a los periodistas que asisten a la cumbre de Antalya. 

La última vez que Obama y Putin se reunieron fue en septiembre en Nueva York, durante el debate general anual de la Asamblea General de la ONU. 

(Fuente: Granma)