20151114124125-bomberos-y-equipos-de-emergencia-fueron-desplegados-a-las-afueras-de-la-sala-de-conciertos-bataclan-donde-hubo-una-toma-de-rehenes.jpg

  

6:35:13 a.m. 

Ocurrió este viernes 13 de noviembre: Decenas de muertos en cuatro ataques simultáneos en una sala de fiestas de París, en sus proximidades y en las inmediaciones del estadio de Francia, donde se disputaba un partido de fútbol amistoso entre la selección local y la alemana.  El presidente François Hollande, quien se encontraba en la instalación deportiva, fue evacuado por sus servicios de seguridad. Algunos medios de prensa reportan también que alrededor de 60 personas estarían como rehenes en la sala conciertos Bataclan de París. (Foto: Bomberos y equipos de emergencia fueron desplegados a las afueras de la sala de conciertos Bataclan donde hubo una toma de rehenes.) 

La cadena de televisión TF1 dijo que entre las personas muertas en el barrio de Saint Denis estaban dos posibles suicidas sospechosos de portar las bombas.  Según la policía un hombre se inmoló con un cinturón explosivo en la calle Jules Rimet, cercana al estadio, mientras el otro detonó cerca de un restaurante Mc Donald’s. 

El mandatario galo François Hollande compareció en una breve rueda de prensa y anunció el estado de emergencia en todo el territorio francés y el cierre de las fronteras del país ante los “atentados terroristas sin precedentes”. 

“Es un horror. Se trata de ataques terroristas de una amplitud sin precedentes en nuestro país”, subrayó al dirigirse al país desde el Palacio del Elíseo. 

Notificó que dio la orden de movilizar a todas las fuerzas posibles para prevenir cualquier ataque que pudiera tener lugar a partir de ahora. 

Además, el ejército francés se ha desplegado en las calles de París con 1 500 efectivos. 

Los líderes mundiales han mostrado su apoyo al pueblo francés. El presidente de EE.UU., Barack Obama dijo que era un “ataque contra toda la Humanidad”. Mientras, el primer ministro de Reino Unido, James Ca­meron, la canciller federal alemana Ángela Merkel y el presidente español, Mariano Rajoy han ofrecido toda la ayuda que sea necesaria. 

También los mandatarios  de Venezuela, Nicolás Maduro; de Ecuador, Rafael Correa; de Argentina, Cristina Fernández; de Brasil, Dilma Rousseff, el premier de Canadá, Justin Trudeau y el secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, condenaron el ataque. 

Hasta el momento nadie ha reivindicado estos siniestros en París, pero seguidores del autodenominado Estado Islámico están escri­biendo en las redes sociales a través de la etiqueta #ParisInFlames (“París en llamas”). 

Los atentados con armas de fuego y bombas coincidieron con el inicio este viernes del restablecimiento de los controles en las fronteras francesas debido a la cumbre mundial sobre cambio climático que tendrá lugar en esta capital del 30 de noviembre al 11 de diciembre próximo. 

(Fuente: Granma)

 Informaciones relacionadas: