20151017043340-arco-de-constantino1.jpg

 

10:27:54 p.m. 

Los primeros visitantes al Jubileo Extraordinario de la Misericordia del papa Francisco tendrán contarán con una herramienta de punta de la era digital: un par de anteojos que permiten admirar las obras de arte instaladas en el Mercado de Trajano y al mismo tiempo recibir a través de ellos informaciones prácticas, históricas y artísticas. 

La "diablura tecnológica" fue presentada hoy en el mismo Mercado, parte del Museo de los Foros Imperiales, diseñados por Apolodoro de Damasco, un arquitecto sirio que acompañó al emperador Trajano en su conquista de la Dacia (hoy Rumania). 

En su campaña, Trajano se apoderó de las ricas minas de oro y plata del país y pudo financiar así su proyecto de crear en el Siglo II de la era cristiana el cuarto Foro, después de los de Julio César, Augusto y Nerva. Ese edificio, en realidad no es un mercado sino lo que hoy se llama un polo multifuncional. 

Ahora un joven creativo, Mirko Di Ciaccio, diseñó una particulares anteojos para la ETT SpA., una compañía genovesa que se ocupa de innovaciones tecnológicas y culturales y de desarrollo y asesoría de software integrando conocimientos y competencias multidisciplinarias. 

El invento consiste en una suerte de gafas sin lentes pero con audífono y un visor. 

Este permite superponer imágenes a las obras de arte (en su mayoría fragmentos de estatuas y elementos arquitectónicos descubiertos durante las excavaciones en los Foros Imperiales en los últimos 15 años) y que se activan al entrar en contacto con una espía electrónica. 

Encargado por la provincia de Roma, que desde 2005 está aplicando las nuevas tecnologías al enorme patrimonio artístico y arquitectónico de la capital italiana, el experimento entró en funciones hoy y se prolongará durante dos meses o sea hasta el 14 de diciembre, una semana después de inaugurado el Jubileo. 

Pasando por los 14 puntos principales del recorrido museal, el visitante pasará del gran vestíbulo del Mercado a la maravillosa terraza que se asoma a los Foros y al jardín elevado de las torres superpuestas de las Milicias que le permitirán solazarse con la increíble belleza de la Ciudad Eterna. 

En su paseo será acompañado por las voces del arquitecto Apolodoro y de cada una de las estatuas, que les descubrirán los íntimos secretos de esta construcción, que aún despojada de su espléndido revestimiento marmóreo original, desafía al tiempo con sus dos milenios de existencia. Presentándolo hoy al público y a la prensa, el personal de la ETT advirtió que la red de espías que pone en funcionamiento el aparato permanecerá instalada con la idea implícita de que, en caso de aceptación del experimento por parte del turista y de las autoridades, éste pueda ser reinstalado para delicia de los visitantes futuros. 

(Fuente: ANSA)