20151009233636-codigo-paloma-644x362.jpg


5:31:01 p.m.

Un joven español ofrece recompensa a quien descifre un código secreto de la Segunda Guerra Mundial.

La recompensa es de 25.000 euros a quien logre descifrar el sistema encriptado utilizado en el último mensaje pendiente de transcribir de la contienda mundial.

Al concurso se han inscrito 827 personas de 23 países, la mayoría españoles, pero también 89 de México y 53 de Brasil.

Didac Sánchez, de 22 años, descifró el sistema y es el que ha retado a averiguar la estructura del código antes del 31 de diciembre.

El cree que "nadie será capaz de descifrar el mensaje".

El código fue hallado en un tubo metálico atado a la pata de una paloma mensajera y fue utilizado por los británicos y la resistencia francesa.

Sánchez publicó un mensaje de idéntica estructura en su página web, que es por el que ofrece la recompensa a quien consiga descifrarlo. "Hasta ahora los servicios de inteligencia no habían podido descifrar el código de este mensaje porque carecían de la palabra clave, el libro de códigos y el método utilizado para la encriptación", explica.

Tras conseguir descifrar el método utilizado, Sánchez desarrolló después de tres años de investigación un software de seguridad llamado 4YEO basado en la estructura del código encriptado.

El programa, que se comercializará a finales del año próximo, permitirá encriptar cualquier texto o documento, emails, conversaciones de WhatsApp, Messenger, SMS, Skype y Telegram, así como llamadas telefónicas.

Sánchez considera que el software es "uno de los más seguros del mundo, puesto que he adaptado el código británico a la seguridad de datos que precisan hoy las nuevas tecnologías".

En 1982 David Martin encontró en su vivienda de Surrey (Reino Unido) que estaba reformando el esqueleto de una paloma mensajera con una cápsula roja sujeta a la pata en el interior del conducto de su chimenea.

El tubo contenía un mensaje cifrado que los servicios de inteligencia no han conseguido descifrar y que se piensa que pertenece e las fechas del "Día D", cuando se realizó el desembarco de Normandía, el 6 de junio de 1944.

Ese día Winston Churchill decretó silencio absoluto de radios y palomas mensajeras fueron utilizadas en muchos de los mensajes enviados al centro de inteligencia de Bletchley Park. La paloma habría muerto en la chimenea de David Martin y al parecer provenía de la costa francesa y se dirigía a Bletchey Park, donde los criptógrafos aliados tenían su base y también había una unidad de los servicios de inteligencia del M16.

El mensaje contiene 27 códigos, cada uno de ellos de cinco letras o números.

Cerca de 250.000 palomas mensajeras fueron utilizadas durante el conflicto.

(Fuente: ANSA)