20150910235647-cementerio-foto.jpg


5:49:55 p.m.

Un nuevo estudio de la universidad británica de Huddersfield parece haber descubierto el verdadero olor que producen los cadáveres, lo que, según los científicos, ayudará a acelerar las investigaciones de asesinatos.

La mayoría de la gente asocia este olor a la hierba recién cortada, al verano o al campo. Sin embargo, este aroma tiene un lado oscuro. La nueva investigación de la Universidad de Huddersfield ha revelado que los primeros días después de la muerte, el cuerpo, entre otras sustancias, libera hexanal, que se caracteriza precisamente por este olor.

Para estudiar el origen bioquímico de los olores, los expertos investigaron los cadáveres de cerdos recién muertos. Sus cuerpos fueron colocados en cajas herméticas, protegidas de microbios, y los científicos cada hora tomaron pruebas del aire dentro de las mismas. Además del olor a hierba recién cortada, los cuerpos de los cerdos también producían olores como los de la pintura y el quitaesmaltes.

A pesar de que para algunos el estudio les pueda parecer poco ético, los autores aseguran que sus resultados serán útiles para mejorar las habilidades de los perros policía, algo que podría ayudar a recuperar el mayor número de cuerpos sin vida en menos tiempo. Además, se podría detectar la hora de la muerte por la estructura de los olores del cadáver, lo que aceleraría la investigación de los asesinatos y la captura de los criminales.

(Fuente: SPD)