20150814055842-image-kcn0qj05m-ouslt-data.jpg


11:53:44 p.m.

Investigadores buscaban pistas el viernes para identificar qué provocó dos enormes explosiones en una bodega usada para almacenar químicos tóxicos y gas en un puerto con gran movimiento en el noreste de China, mientras empresas extranjeras y locales evaluaban el daño a sus operaciones.

Las explosiones del miércoles por la noche en la ciudad de Tianjín dejaron al menos 50 muertos, incluyendo a una docena de bomberos, informaron medios estatales.

Además, unas 700 personas resultaron heridas, 71 de ellas de gravedad.

Las explosiones en el puerto, que es el décimo más grande del mundo, fueron de tales proporciones, que fueron captadas por satélites en el espacio y registradas en sensores de sismos.

Las detonaciones, que tuvieron lugar con una diferencia de 30 segundos, enviaron ondas expansivas por bloques de departamentos en un radio de dos kilómetros alrededor de la ciudad portuaria de 15 millones de habitantes.

La bodega estaba diseñada para almacenar químicos tóxicos y peligrosos, según una evaluación de inspectores medioambientales publicada en 2014, y al momento de las explosiones contenía principalmente nitrato de amoníaco, nitrato de potasio y carburo de calcio, según la policía.

La agencia oficial de noticias Xinhua informó que las autoridades despacharon al lugar a más de 200 especialistas en manipulación de materiales nucleares y bioquímicos.

Grandes áreas del puerto resultaron destruidas, contenedores marítimos volaron como palos de fósforos, miles de automóviles nuevos resultaron quemados y edificios del puerto quedaron completamente calcinados, dijeron testigos de Reuters.

Xinhua identificó al dueño de la bodega como Tianjin Dongjiang Port Ruihai International Logistics.

El diario China Daily, respaldado por el Estado, publicó que el gerente de la bodega había sido detenido. La administración de seguridad marítima de Tianjín dijo que la empresa violó estándares de empaque durante una inspección de seguridad hace dos años. 

El presidente Xi Jinping dijo que los responsables por las explosiones serán "tratados con severidad".

Empresas extranjeras del todo el mundo trataban de determinar el daño a sus instalaciones en y alrededor del puerto, una vía de acceso al noreste de China.

El diario Nikkei dijo que las ventanas se quebraron en la planta de ensamblaje de vehículos de pasajeros de Toyota Motor Corp, pero que no hubo heridos, y agregó que varias otras empresas japonesas sufrieron daños menores a sus operaciones.

La automotriz francesa Renault afirmó que más de 1.000 de sus vehículos resultaron dañados, pero que nadie de su personal resultó herido.

En tanto, unos 4.000 autos de la sudcoreana Hyundai Motor Co se encontraban en el lugar, pero aún no se habían evaluado los daños, dijo un portavoz.

El gigante minero BHP Billiton reveló que sus operaciones y envíos desde el puerto fueron interrumpidos, pero que su embarcadero para descargar mineral de hierro no había resultado dañado.

Las llegadas y salidas de buques cisterna de crudo también fueron interrumpidas.

El fabricante estadounidense de equipamiento agrícola y para la construcción John Deere & Co dijo que varios de sus trabajadores se encontraban en sus casas al momento de las explosiones y que resultaron heridos, algunos de ellos de gravedad.

(Fuente: SICH/Reuters)