20150709142353-cuba-toronto-panamericanos.jpg

 

8:14:18 a.m.

La bandera de la estrella solitaria flamea gloriosa en la Villa Panamericana, hogar, el alma y el corazón de los XVII juegos, con sede en Toronto, Canadá.

La delegación cubana encabezada por el presidente del INDER Antonio Becali entonó las notas del himno nacional mientras su enseña patria era elevada hacia la cima del mástil en ceremonia que le dio la bienvenida oficial al bonito recinto. 

En acto compartido con sus similares de Bahamas y Colombia la embajada atlética disfrutó a plenitud el simbolismo del momento y campeones olímpicos como la judoca Idalys Ortiz y el boxeador Roniel Iglesias compartieron con sus compañeros al compás de contagiosos ritmos, incluida una conga que avivó la tarde junto a la mascota Pachi.

Poco antes la emotividad se apoderó de la cita cuando la cubano-canadiense Gabriela González se dirigió dio la bienvenida desde su condición de embajadora del consejo de jóvenes y miembro del comité organizador.

“La villa es su hogar, el alma y el corazón de los juegos, se trata de un ambiente inclusivo, seguro y cómodo que se ha creado con el propósito de permitirles alcanzar su máximo nivel de desempeño”, dijo. 

Mientras otros cumplían con sus programas de entrenamientos, pesistas, softbolistas, clavaditas, polistas y tenistas formaron igualmente parte del grupo antillano, acompañado por el cónsul de Cuba en Toronto, Javier Domokos. 

Antes de la cubana fueron izadas las banderas de Argentina, Trinidad y Tobago, El Salvador, Panamá, Chile, Honduras y Perú, en tanto en lo queda de este miércoles ondearán además las de Aruba, Brasil, Puerto Rico, Bolivia, República Dominicana, St. Kitts y Nevis, Jamaica, México, Paraguay, Uruguay y Canadá, Bermuda, Ecuador, Surinam y Venezuela. 

(Fuente: Granma)