20150605120647-image-doc-2q55e-data.jpg


6:03:52 a.m.

Los equipos de rescate enderezaron durante la noche el crucero chino que naufragó el lunes en el río Yangtsé con 456 personas a bordo, si bien las esperanzas de hallar nuevos supervivientes se desvanecieron prácticamente este viernes.

En el terreno, más de 1.200 allegados de los pasajeros del 'Estrella de Oriente' llegaron a la pequeña localidad de Jianli, según la televisión estatal china. Esta presencia masiva de familiares representa un desafío para las autoridades y las fuerzas de seguridad, dado el descontento de muchas familias respecto a la gestión de la tragedia.

Dos imponentes grúas permitieron dar la vuelta a la embarcación, de 76 metros de eslora, que volcó el lunes por la noche. Las primeras imágenes disponibles en las páginas web oficiales mostraban aún el caso semisumergido, con dos puentes fuera del agua.

Un portavoz del ministerio chino de Transportes, Xu Chengguang, descartó cualquier posibilidad de encontrar nuevos supervivientes, al asegurar el jueves por la noche que la operación de enderezamiento se adoptó "en base a la opinión general de que no hay posibilidad de supervivencia" en el casco.

Hasta el momento, el balance de la tragedia es de 82 cadáveres recuperados, 360 pasajeros desaparecidos y 14 supervivientes, entre ellos el capitán del barco. La mayoría de los pasajeros eran jubilados.

Tras días de lluvias torrenciales, este viernes amanecía despejado en Jianli, donde muchos habitantes aprovecharon para unirse a los voluntarios que ayudan a las familias. "Cuando ocurren cosas como estas, el trabajo pasa a un segundo plano", declaraba Sun Wang, un agente comercial, mientras llevaba agua a una tienda montada cerca del lugar de la catástrofe.

Durante la noche, cientos de allegados de los pasajeros encendieron velas a orillas del río para recordar a los desaparecidos. "¡Hay que ser fuertes!", decía entre lágrimas una mujer a otra con un ramo de flores en la mano.

El naufragio del 'Dongfangzhixing' ('Estrella de Oriente'), que enlazaba la ciudad de Nankín (este) con la de Chongqing (centro), es considerado el peor en China desde hace casi 70 años.

La embarcación volcó en dos minutos durante el paso de un tornado, según su capitán y otro superviviente. Los servicios meteorológicos chinos corroboraron esta explicación.

(Fuente: SSCH/AFP)