20150601214545-pele-en-cuba.jpg

 

3:41:58 p.m.

"Es una alegría muy grande para mi estar en Cuba. Es un momento de paz, de confraternización", dijo en español Pelé, de 74 años y quien realiza su primera visita a la isla, mientras era aclamado por medio centenar de fanáticos.

Pelé y el club Cosmos de Nueva York, en el que jugó al final de su carrera, llegaron a La Habana para enfrentar el martes en un histórico amistoso a la selección de Cuba, nación donde Maradona tiene una larga amistad con el padre de la revolución cubana, Fidel Castro.

Junto con el club neoyorquino también llegó a Cuba el astro de la NBA Carmelo Anthony (New York Knicks), bicampeón olímpico (2008 y 2012), y ocho veces incluido en el Todos Estrellas de dicha Liga.

"Una vez más estamos aquí con el fútbol para poner paz y alegría para la gente", dijo Pelé, tres veces campeón mundial con la selección brasileña (Suecia-1958, Chile-1962 y México-1970).

El Cosmos llegó a Cuba con todas sus figuras, entre ellas el español Raúl, goleador histórico del Real Madrid, y el volante Marcos Senna, nacido en Brasil y nacionalizado español.

El partido se jugará el martes en el Estadio Pedro Marrero, el principal campo de fútbol de la isla, con capacidad para 30.000 espectadores, y será el primer encuentro deportivo entre Cuba y Estados Unidos después del inicio del histórico acercamiento entre los dos países en diciembre, tras medio siglo.

El Cosmos realizó este lunes en la mañana una sesión de entrenamiento en el Marrero y en la tarde Pelé y Raúl ofrecerán una conferencia de prensa en el Hotel Melía Cohiba de La Habana.

"Estamos muy contentos, es un partido muy importante, y tenemos suerte por tener esta oportunidad" de ser el primer equipo estadounidense que juega en Cuba tras el deshielo entre ambos países, dijo el capitán del Cosmos, Carlos Méndez, al término del entrenamiento.

El Cosmos hizo historia entre 1975 y 1984, cuando invirtió grandes sumas de dinero para contratar a astros mundiales en sus últimos años de carrera profesional, entre ellos Pelé, el alemán Franz Beckenbauer y el holandés Johan Neeskens.

La selección de Estados Unidos jugó en Cuba en 2008 en la fase eliminatoria al Mundial de Sudáfrica-2010, pero ningún club estadounidense había visitado la isla desde 1978, cuando el Chicago Sting disputó un amistoso con el equipo nacional cubano.

(Fuente: eluniversal /AFP)