20150518020102-yasnaya-polyana-468.jpg

 

7:37:40 p.m. 

Un grupo de expertos, incluyendo traductores, editores y críticos literarios, elegirán el libro extranjero más sobresaliente del siglo XXI, junto con su traducción rusa. 

El premio se divide en dos partes: el ganador (un escritor extranjero) recibirá un millón de rublos (19.400 dólares) y el traductor recibirá 200.000 rublos (3.880 dólares). Este es el primer año que se contempla esta categoría, lo que lo convierte en el primer premio internacional de Yásnaya Poliana. 

Los numerosos seleccionados en esta categoría incluyen 33 obras de autores británicos, estadounidenses, alemanes, españoles, franceses e italianos, entre otros. 

“Las obras maestras de Lev Tolstói son una vara de medir en la cultura literaria mundial. Sirven como referencia moral en Rusia y muchos otros países del mundo”, explica Serguéi Pevnev, director del Departamento de Relaciones Públicas de Samsung Electronics. “Estamos orgullosos de apoyar a los autores extranjeros que honran las tradiciones literarias rusas en su obra y contribuyen a promocionar los escritos y la figura de Tolstói en Rusia y en todo el mundo”. 

El premio literario Yásnaia Poliana fue fundado en 2003 por la Casa Museo Tolstói de Yásnaia Poliana y Samsung Electronics. Galardona obras que preservan las tradiciones de la literatura clásica y que también representan tendencias relevantes dentro de la literatura moderna en Rusia. 

La categoría Literatura Extranjera es la cuarta en estos premios. Entre 2003 y 2011, solo se concedían dos galardones: Clásico Contemporáneo, que reconoce a un autor ya establecido, y siglo XXI, para libros escritos a partir del año 2000. En 2012 se añadió una tercera categoría: Infancia, Adolescencia, Juventud. El nombre evoca la famosa trilogía autobiográfica de Tolstói y premia libros de literatura infantil y juvenil. 

Vladímir Tolstói, el presidente del jurado del Premio Yásnaya Poliana, expresó su satisfacción por el hecho de que este año se haya ampliado el número de premios y, en particular, que esta nueva categoría sea para la literatura extranjera. 

“Por una parte, se trata de mi nostalgia personal por los días en los que nos quedábamos absortos con la literatura mundial”, dijo Tolstói. “En aquella época no teníamos un referente como tal en la literatura mundial y espero que los nominados en la categoría Literatura Extranjera se conviertan en ese referente. El primer ganador o ganadora del premio es de una enorme importancia, ya que marcará una tendencia”. 

(Fuente: RBTH)