20150412233422-obama-maduro.jpg

 

5:24:33 p.m. 

El presidente estadounidense, Barack Obama, mantuvo un breve diálogo con su par de Venezuela, Nicolás Maduro, al margen de la Cumbre de las Américas que se celebra este viernes y sábado en Panamá. 

“El presidente Obama y Maduro tuvieron una breve conversación (…) antes de que Obama partiera” del Centro de Convenciones donde se celebra la cita hemisférica, dijo Katherine Vargas, portavoz de la Casa Blanca. 

Allí, Obama le reiteró que “el interés de Estados Unidos no era amenazar a Venezuela, sino apoyar la democracia, estabilidad y prosperidad en Venezuela y en la región”, añadió. 

Durante las sesiones plenarias del foro, Maduro exigió a Obama derogar el decreto de sanción a siete funcionarios venezolanos en que se califica a Venezuela como amenaza para Estados Unidos, pero también le expresó disposición a un diálogo. 

“He traído más de 11 millones de firmas que serán entregadas por la vía diplomática y vengo en nombre de 30 millones de venezolanos a exigirle al presidemte Obama que derogue el decreto que amenaza a Venezuela”, dijo Maduro. 

El presidente venezolano calificó como “irracional”, “desproporcionado” y “peligroso”, el decreto que emitió Obama en marzo pasado, en el que se declaraba a Venezuela “una amenaza inusual y extraordinaria”. 

Pero además afirmó: “Yo le tiendo mi mano para resolver los asuntos” entre Estados Unidos y Venezuela. 

De todas maneras, Obama ya no estaba en la sala, había salido ya del salón de sesiones para sostener reuniones bilaterales. 

Maduro, en declaraciones a Telesur, informó que en la cita con su homólog le dijo que “yo no soy enemigo de lo Estados Unidos, ni nuestro pueblo, ni nuestro Comandante (Hugo Chávez)”. Agregó además que “la Cumbre sirve para hablar y revisar temas”. “Nosotros creemos que ha sido la Cumbre de la verdad, de manera libre se han expresado todas las razones morales que tenemos para seguir uniéndonos, Venezuela ha recibido el apoyo unánime de la región, ese apoyo es un voto de paz”. 

Por último, expresó que “creo que con los resultados de la Cumbre pudieran abrirse en los próximos días la posibilidad de ir a un proceso de conversación con el Gobierno de Estados Unidos y explorar el camino de relaciones de respeto, y derogar ese decreto, ese es el clamor de América Latina y el Caribe”.

(Fuente: Contrainjerencia)