20150412030434-bruno-rodriguez-parrilla.jpg


8:58:29 p.m.

El encuentro entre los presidentes de Cuba y de Estados Unidos “se desarrolló en un ambiente respetuoso y constructivo. Fue una reunión productiva“, aseguró elCanciller Bruno Rodríguez Parrilla, en conferencia de prensa en el hotel Sheraton, de Ciudad Panamá, durante la VII Cumbre de las Américas que concluye hoy.

Tras la reunión presidencial entre Raúl Castro Ruz y Barack Obama, el Ministro de Relaciones Exteriores aseguró que “un resultado es que ambos países conocemos mejor nuestros intereses y los límites de nuestras diferencias, que podemos respetar nuestras diferencias”.

Puntualizó que “el levantamiento del bloqueo es esencial para avanzar hacia la nornalización de relaciones”, y mostró su confianza en que “Obama posee facultades amplias que pueden modificar aspectos sustanciales” de la situación, en referencia a esa medida.

Ambos mandatarios intercambiaron sobre el proceso de restablecimiento de las relaciones diplomáticas -dijo-, las posibilidadades de cooperación existentes en esferas de interés mutuo, los pasos que deben darse como parte de un proceso hacia la normalización de las relaciones bilaterales, en particular, el levantamiento del bloqueo.

También señaló la necesidad de “aprovechar los intereses comunes en diversas áreas, entre ellas el combate al narcotráfico y el terrorismo, la búsqueda de la ciberseguridad, la protección del medio ambiente, la investigación en materia de cambio climático y el enfrentamiento de pandemias”.

Antes de responder preguntas en inglés y español, el Canciller sintentizó los principales puntos que ambos países intercambiaron en la reunión y aseguró que el Presidente Raúl Castro le reiteró a Barack Obama “su convencimiento de que, a pesar de las profundas diferencias entre los gobiernos de Cuba y de EEUU, podemos convivir de manera pacífica y civilizada en beneficio de nuestros países y pueblos, lo cual contribuiría, seguramente, a la paz y la seguridad regional”.

La reunión entre los dos presidentes tuvo lugar en “un salón acordado del Centro de Convenciones Atlapa, de Ciudad Panamá, que duró aproximadamente una hora y 20 minutos; privada, obviamente, y no voy a dar detalles de lo conversado entre ambos mandatarios”.

(Fuente: Cubadebate)