20150321135058-sand-dollars-scene-jpg.jpg

 

8:30:40 a.m. 

Bajo el signo de la “libertad”, el Festival de Filmes de Friburgo (FIFF) inicia este sábado su 29º edición. Procedentes de 57 países, 150 películas dan vida a un programa tan variado como cuestionador, en el que el cine de Siria, uno de los invitados principales, ocupa un papel estelar. 

“Cuando hablamos de libertad, pensamos en lo que puede expresar el humor, el erotismo o la vida cotidiana de pueblos amenazados en su propia existencia”, explica Thierry Jobin, director de la muestra friburguesa, a swissinfo.ch

Sin embargo, añade, no todo lo que se programa con un año de anticipación puede tener el mismo significado al término de ese año.

Su timonel había pensado que primara una cinematografía ligera en esta edición del FIFF. Sin embargo, los recientes sucesos de Charlie Hebdo en París y la intensificación de la guerra en Siria, “un verdadero infierno en la tierra, dan otro contenido a lo que soñamos en abril del año pasado al comenzar nuestra programación”.

De hecho, del total de 150 filmes de la cartelera 2015 del FIFF, 41 integran la sección de Siria.

“Cada año el sismógrafo nos trae sorpresas”, enfatiza Jobin para subrayar que si bien el cine es arte, sentimiento, estética y subjetividad, también es imagen de un tiempo, expresión de una realidad política que no se puede subestimar y que el Festival de Friburgo no quiere ignorar.

El hilo rojo latinoamericano: “la diversidad” 

En América Latina arranca el 29 FIFF con la proyección del film uruguayo, ‘Las aventuras del señor Kaplan’, del joven talento Álvaro Brechner, y en presencia de Manuel Sager, nuevo responsable de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación  (COSUDE) e invitado especial del Festival.

En total, la región americana que empieza al sur del Río Bravo estará representada por una quincena de películas repartidas en diversas secciones (ver recuadro).

—¿Hay algún denominador común entre la cinematografía latinoamericana?

—No se puede establecer un hilo rojo entre las producciones latinoamericanas que elegimos para esta edición porque todas son muy diferentes”, explica el director artístico del Festival de Friburgo.

“En esa diferencia de géneros, de estilos, radica un aspecto esencial de lo que busca presentar la muestra friburguesa: “En América Latina hay una producción muy variada, lo que rompe el estigma de que el cine latinoamericano es uno, único y la misma cosa.  Pensar que el cine de ese continente es el resultado de un cierto realismo político es reduccionista. Casi una interpretación colonialista…”, califica.

—¿Cuál es su percepción sobre la salud de la actual producción cinematográfica latinoamericana?

—Había demasiadas escuelas de cine que impulsaban a los cineastas a hacer un mismo tipo de filmes, concebidos, muchas veces, para ser aceptados en los festivales occidentales, lo que nos daba la impresión, en los últimos cuatro o cinco años, de ver siempre el mismo tipo de film.

“Hoy, destaca, su sensación es otra. Latinoamérica “comienza a explotar otra cinematografía, diferente, con firma propia, y es la que trato que se vea este año en Friburgo”.

La sorpresa dominicana

Casi sin precedentes en festivales helvéticos, una obra de República Dominicana participa en la selección de la competición internacional del FIFF. “Dólares de Arena” es una gran sorpresa, exclama Jobin. Un film extraordinario en el cual pareciera que los personajes son filmados con un microscopio.

“Pienso que es uno de los mejores roles de Geraldine Chaplin de toda su carrera. En todo caso, muy pocas veces he visto una actriz de su edad —más de 70 años—, que muestra su cuerpo, juega con el amor y con la ternura de una bella joven, en el marco de una relación amorosa.

 “Existen otros filmes sobre turismo sexual. Pero la diferencia esencial es que este es filmado por realizadores locales, con una mirada desde allá, sin los complejos de la típica visión occidental. Esta película es profunda y filosófica. Se trata de un film realmente libre. Una bella historia humana. Si quisiéremos hacer algo así desde Europa seguramente pagaríamos el alto precio de nuestra culpabilidad y el puritanismo”.

Cine latinoamericano en Friburgo

Selección Oficial: ‘González: los falsos profetas’ (México) de Christian Díaz Pardo, y ‘Dólares de arena’ ( República Dominicana, Argentina y México) de Laura Amelia Guzmán e Israel Cárdenas, con la actuación especial de Geraldine Chaplin.

Competición internacional de cortometraje: Brasil, Argentina y México.Sección Tierra Erótica: ‘2+2 (Argentina)’; ‘Little Surfer Girl’ (Brasil); ‘Señoritas’ (Colombia y Canadá); ‘Y Tu Mamá También’ (México).

Sección ¿Reírse de todo?: ‘Güeros’ (México), de Alfonso Ruiz Palacios.Cine de Medianoche: ‘Local God’(Uruguay) de Gustavo Hernández, en Cine de Medianoche, enriquecen la oferta latinoamericana.

Programa escolar: ‘Algunos días sin Música’ (Argentina) y ‘The boy and the World’ (Brasil).

(Fuente: SSF)