20150306003404-29ya-hugo-chavez.jpg


6:25:05 p.m.

Escuchar a Ignacio Ramonet, autor del libro "Hugo Chávez. Mi primera vida", resultó una ocasión excepcional para recordar hoy el líder de la Revolución Bolivariana, a dos años de su muerte.

La Casa de la América Latina, de la capital francesa, fue el lugar escogido para la presentación de la obra en este país.

Ramonet habló de cómo fue el proceso hasta la materialización del libro, fruto de tres años de trabajo y decenas de horas de conversación con Chávez.

Era un creador, amaba el arte, quizás esa es una de las razones de la originalidad de su política. Era capaz de pensar ideas que no se les ocurrían a otras personas. Tenía un gran carisma y socializaba con el pueblo, expresó.

Apuntó que el líder bolivariano reunía una mezcla de intelectualidad y cultura popular.

Compartimos importantes reflexiones sobre la izquierda y la necesidad de la unidad para avanzar, añadió.

Me quedó una pena: que el Comandante no vio el libro terminado, que no hayamos podido presentarlo juntos. Hubiera sido fantástico, confesó Ramonet a Prensa Latina, tras la presentación.

Leyó y corrigió el manuscrito con mucha emoción, pero no pudo ver el libro editado. Él tenía muchas ganas de que saliera. Me decía: pero bueno es un poco largo, ¿no crees que vamos a aburrir a la gente? Yo le decía: bueno Comandante ya lo hemos cortado bastante, relató.

Además, subrayó que Fidel Castro y Chávez intercambiaron porque la única persona que leyó el manuscrito al principio con él fue el líder histórico de la Revolución cubana. O sea, que él le tenía una confianza, un afecto y un amor excepcional. Fidel Castro era la referencia para él, enfatizó.

Intelectuales, diplomáticos y representantes de movimientos de solidaridad con Venezuela se reunieron este jueves durante tres horas, durante las que algunas personas que tuvieron la oportunidad de conocer a Hugo Chávez compartieron experiencias y anécdotas. 

Historias diversas, evidentes muestras de la sencillez, la capacidad y el amor que sentía por su pueblo. Historias diferentes todas, pero con una misma moraleja: Chávez está más vivo que nunca. 

(Fuente: PL)